Mi primera cita con Murakami: De qué habla cuando habla de escribir

Mi última cita había sido con Bukowski, meses atrás. No obstante, sabía que este encuentro iba a ser diferente porque, si bien el señor Murakami no se había librado de la polémica, su estilo nada tenía que ver con el del rey de la poesía nacida del matrimonio del alcohol con la decadencia. 
A pesar de que yo era puntual, el autor ya estaba ahí, esperándome sentado con una humeante taza de té. Su saludo fue cordial, pero poco expresivo. Tenía en mente que me hallaba ante un hombre con una cultura muy distinta a la mía, que además poseía un sentido de la disciplina apabullante, así que no me sorprendió. 
Sin embargo, lo que sí me resultó inesperado fue la naturalidad con la que Murakami comenzó a contarme su historia. Comencé a escribir a los treinta años, me soltó. ¿Cómo? Sí, no fue hasta después de tres décadas de existencia que uno de los autores más exitosos de los últimos tiempos comenzó su andadura profesional como escritor. Me quedé aún más boquiabierta cuando el japonés afirmó que no había nada en su vida que lo hubiese impulsado en ese camino; es decir, ningún suceso traumático, ninguna guerra ni ningún problema personal habían accionado ese botoncito de la inspiración, como le ocurría a muchos otros. Él llevaba una vida anodina, tenía un trabajo convencional y vivía en feliz matrimonio. Sencillamente siguió un impulso y ¡pum! decidió que aquello de la escritura era algo a lo que se quería dedicar. Una prueba de que el destino al final nos lleva a donde él quiere, comenté.

Pero cuidado, señorita, me advirtió. Cumplo una rutina a rajatabla y tengo una devoción por la disciplina que me ha hecho llegar a donde estoy, no se piense usted. Nada de cañitas con los colegas, ni noches de excesos, ni vidas sedentarias de manta y peli. No olvide que esto de la escritura es una carrera de fondo, es meterse en un ring en el que es relativamente fácil entrar, pero lo difícil es aguantar los golpes y mantenerse en el tiempo. Todo ello se consigue únicamente con predisposición, con el convencimiento inamovible de que se desea escribir, por encima de todo. Y qué razón tenía, pensé, al recordar a todos esos escritores que saborearon el peso de una fama tal vez intensa, pero efímera y evaporada.

Murakami siguió contándome con ese tono sopesado pero espontáneo la relatividad de los premios literarios, la soledad del escribir, las fronteras que se traspasan para que tu obra sea leída en otros territorios, y hasta se me quejó del sistema educativo en Japón. ¡Qué me dice usted! Cuente, cuente, le insté.
Me aburría en clase y siempre fui un estudiante mediocre, contestó. Encuentro que la educación japonesa solo busca la competitividad, que somos una sociedad inmersa en comernos los unos a los otros demasiado obsesionada con el trabajo. La escuela en mi país no incentiva un aprendizaje auténtico, sino la memorización absurda e inútil.
Ay, si supiese usted que en España ocurre exactamente lo mismo...


Bueno, señor, que nos desviamos, así que vayamos un poco al morbo, si me lo permite. ¿Por qué es usted un autor tan polémico? ¿Por qué le han llovido tantas críticas como alabanzas?
Me respondió que, aunque muchos de sus detractores eran injustos y no estaba de acuerdo con sus opiniones, intentaba siempre sacar lo positivo de las mismas. Pero, ya le digo, la mayoría de las veces me resbalan sus comentarios, y hago lo contrario a lo que me dicen.
Aquel ramalazo de rebeldía no dejó de sorprenderme.

Ya por la ventana de la cafetería se veía morir el día. Disculpe, pero tengo que marcharme ya. Mañana madrugo para escribir, como podrá imaginarse, comentó, levantándose de su silla.
Antes de despedirnos, señor Murakami, ¿podría recomendarme por cuál de sus novelas empezar?
¿Que no ha leído usted ninguna de mis obras? No. Pues mire, casualmente llevo en mi mochila algo que podría interesarle, dijo mientras sacaba un libro envuelto en un papel oscuro. Es un regalo, pero, por favor, no lo abra hasta llegar a casa. Cuando la lea, ya me comentará qué le parece. Hasta otra, ha sido un placer.

Lo vi alejarse con pasos silenciosos, como un gato, rodado de ese halo de misterio que tanto lo caracteriza. Me había caído bien y el detalle del libro me agradó. Rasgué el envoltorio, y dentro estaba su obra...




CONVERSATION

33 comentarios:

  1. Buen chico ese Murakami, me cae bien, más aún después de haber participado de oyente, digo de observador, o lector, en ese diálogo tan instructivo que habéis tenido.
    Estaba ansioso por saber qué libro te recomendaba para empezar a leer su obra, pero me has dejado en ascuas, a no ser que deba interpretarlo como que cualquiera de sus novelas es idónea para ello.
    Yo debo pertenecer al grupo de detractores, pero quizá tenga razón al calificarnos de injustos. Tendré que darle (o darme) otra oportunidad.
    Me ha encantado esta entrevista virtual.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo misma aún sé qué se esconde tras ese envoltorio, Josep!
      A mí en el trato personal me cayó bien, pero quién sabe, igual leo una de sus novelas y termino aborreciéndolo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Una gran entrevista, seguro que el autor está de acuerdo en que las respuestas son las correctas. Cualquier libro sirve para conocer la obra de un escritor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay libros mejores y peores; yo espero que me haya regalado uno que me enganche a su escritura.
      Un besote.

      Eliminar
  3. Hola Sofía, sabes, me perdí entonces la entrevista que le hiciste a Bukowski por la "Senda del perdedor" y ahora la he leído, me ha gustado mucho esa forma de hacer reseñas de los libros, realmente es un "res a rel" reseña a relato, muy ingenioso y una forma muy sencilla de entender la obra y al escritor, te animo a seguir haciéndolo. Ahora pensaba que ibas a hacer lo mismo con este autor japonés y mira por donde, es una reseña pendiente, qué bueno. Ya nos contarás. He tenido curiosidad por ver que obras ha escrito y parecen bastantes tentadoras. Gracias. Feliz semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eme.
      El caso es que en cierto modo esta es una entrevista que surgió a partir de la lectura de "De qué hablo cuando hablo de escribir", un ensayo en el que Murakami explica muchos de los pormenores que aquí se reflejan.
      A ver si la reseña futura de una de sus novelas lo deja tan bien parado jajaja
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. He oído hablar bastante mal de este señor, pero tú nos ofreces una versión bastante distinta.
    En concreto, de todo lo que "te cuenta", lo que más me llama la atención es que no hubiera nada en su vida que le incitara a escribir.

    Genial este tipo de reseñas, Sofía.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, parece ser que a Murakami lo amas o lo odias. Yo en este encuentro me he encontrado con un hombre serio, pero agradable al trato. A ver qué me dicen sus historias.
      Un besote.

      Eliminar
  5. Oye Sofi, es que después de estar con Bukowski cualquiera se queda corto, jajajaja, es broma.
    Sabes, sólo conozco la fama positiva de Murakami, de lo que dicen sus detractores no estoy enterado, pero como dice el buen Hank en un relato de La máquina de follar, la gente quiere ver a los grandes caer en su cuenco de mierda, o algo así :).
    Hace pocos años comencé con 1Q84 que me regaló una amiga por mi cumpleaños, pero por alguna razón no lo seguí leyendo, lo miro y pienso que lo tomaré luego de algunos pendientes.
    Mira, él también después de los 30, eso emociona, ¿no? jajajaja. Aunque yo nunca he tenido esa aspiración literaria, ya ves, las letras se atraen entre ellas.

    Me gustó el encuentro Sofi. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Gilo, Bukowski es difícil de superar en muchos sentidos, sobre todo porque el hombre no paró de beber alcohol en aquella cita que tuvimos jaja ;)
      Y sí, a mí me sorprendió mucho que su pasión por las letras se despertase de forma tan tardía. Pero ya sabemos que más vale tarde que nunca.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Soy de las que no se ha estrenado aún con este autor. Así que me ha gustado mucho leer este encuentro. Aunque sigo en duda. No sé con qué libro empezar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me recomendaron "Tokio Blues", pero ya te digo que detrás de ese envoltorio puede esconderse cualquier otro título ;)
      Un beso.

      Eliminar
  7. Aun no lo conozco, fijate, pero creo que podria caerme bien, aunque soy gran amante de todo lo japones, creo que se sale un poco de la norma y es lo que me da miedo encontrarme. Pero quiero arriesgarme, ya me diras que libro te recomendo para empezar.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, dicen que Murakami tiene un estilo particular que no a todo el mundo le gusta.
      A ver qué novela me encuentro :)
      Un beso!

      Eliminar
  8. Tengo pendiente para empezar en cualquier momento "1Q84". Ya he leído otras novelas del autor. me da un poco de pereza porque la cultura japonesa me resulta upoco ajena, pero este autor es de los que más me gustan de ese país.
    En España se pima la memorización sin comprensión, pero los alumnos son muy poco competitivos. Me pregunto si eso es mejor o peor. No lo tengo claro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, yo creo que no empezaría por "1Q84", mejor tomar un camino más corto, por si las moscas.
      En cuanto a lo de la educación, ya se sabe que no hay un sistema perfecto. Unos por mucho, y otros por poco, pero me resultó curioso que entre Japón y España hubiese tanto en común en este sentido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Tampoco yo me he estrenado aún con este autor de l que ya tengo tres o cuatro títulos pendientes.
    Me quito el sombrero con esta entrada, te ha quedado fascinante.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Ya leeré entonces tu reseña cuando te estrenes con él.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Jo, Sofia. Ni te puedes imaginar lo que he sentido leyendo esta entrevista. Por un momento he dudado si estaba leyendo o simplemente escuchando mis pensamientos. Comencé a escribir hace seis años, quizá fue la manera en la que sorteé la crisis de los cuarenta. Ni yo mismo sé por qué me dio por la escritura y no por el dibujo o cualquier otra cosa. Nadie en mi familia ha tenido relación con la Literatura, no he padecido ninguna desgracia y mi vida podría resumirse en una línea. Es por ello que leer esta entrevista no solo me ha entretenido, me ha resultado inspiradora y, sobre todo, motivadora. Me cae realmente bien este Murakami. Un fuerte abrazo... y gracias de corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, David, que ahora me emociono yo!
      Pues es increíble que, con lo bien que escribes, tu experiencia sea tan relativamente corta y que además la literatura haya aparecido en tu vida de forma inesperada, y además para quedarse.
      Como con Murakami, creo que el destino también llamó a tu puerta después de todo. Escribir es un don, una necesidad, si me apuras, que tarde o temprano se manifiesta y no nos deja en paz... por suerte para nosotros.
      Un abrazo y gracias por este comentario!

      Eliminar
  11. ¡Vaya, pues nunca había oído hablar de este señor! Quizás eso sea una buena cosa, así nada me predispone a su favor o en su contra :)) Quiero creer (¡sí, por favor!) que nos vas a hacer una detallada reseña del libro que te regaló y que hasta la presente solo tú conoces. Entonces te leeré atenta y decidiré si quiero conocer o no a este curioso escritor tardío llamado Murakami.

    Una entrevista de lo más original, Sofía. Hasta donde sé, gracias a ti, me parece una persona muy interesante. Creo que tendré que acabar leyendo algo suyo para formarme mi propia opinión. Gracias por compartir con nosotros este ratito entre escritores.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Julia, esta entrevista surgió gracias a "De qué hablo cuando hablo de escribir", un ensayo en el que el autor habla de sus experiencias como escritor. Decidí empezar por ahí porque quería conocerlo de cerca antes de juzgarlo por sus novelas.
      Quién sabe, aún desconozco qué me ha regalado Murakami para adentrarme en su narrativa, pero ten por seguro que, no importa si mis impresiones fueron favorables o no, habrá reseña ;)
      Un besote.

      Eliminar
  12. Ayyy qué casualidad!! Tengo una cuenta de instagram dedicada a libros y la foto de hoy ha sido de este libro precisamente!!
    A mí Murakami me gusta muchísimo!! Lo adoro. Lo he leído casi todo de él. Kafka en la orilla, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Tokio blues son las mejores novelas que tiene (para mí) y después un libro de relatos, Hombres sin mujeres. Ahhh y Al sur de la frontera, al oeste del sol también me encantó. Ale, ya te he nombrado unos cuantos libros por si te animas :)) No sé si su regalo será uno de estos que te he dicho jajajaja Quizás sea 1Q84, que está muy bien pero para mi gusto el más comercial.
    Bueno, ya dirás si lees alguno y qué te ha parecido. Murakami es así, natural y directo, no se complica la vida con lamentaciones, es como que acepta los hechos y así es su narración.
    Yo escribí una entrada no hace mucho sobre él :))
    Tienes que leer Tokio Blues!!!!
    Y después de mi momento de subidón friki...genial entrevista guapa!! Me ha encantado! Mua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que lo conoces muy bien, María jajaja. Así es, es un hombre franco, sin pretensiones, y que dice lo que piensa, pese a quien le pese.
      "Tokio blues" o "Kafka en la orilla" están entre mis preferencias, así que espero no encontrarme con 1Q84, porque si no me gustase, sería imposible terminarlo por su longitud jaja.
      Gracias por este comentario entusiasta.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  13. Muy buena entrevista Sofia, me ha encantado este formato tan íntimo y particular. Con Murakami aún no ha saltado la chispa, es una relación que me cuesta, diría que es fría y ya acumulo dos de sus libros que parecen mirarme desde la librería pero no me decido y eso que me encanta cuándo lo he escuchado en entrevistas y sus frases son de las que te hacen reflexionar, pero...aún no he conseguido entrar con él. Justo María recomienda Tokio Blues y yo es con lo que me he quedado a medias y no consigo avanzar desde hacer un par de años, supongo que tendré que empezar por otro y ver si consigo avanzar en mi relación.

    Me ha gustado como a David esos motivos del autor para escribir, que comparto totalmente. Me encanta cuándo escucho esos argumentos tan "vulgares" y tan válidos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el miedo que me da, Conxita: hacerme ilusiones por las expectativas creadas y después llevarme una decepción o no ser capaz de acabar.
      Y, como bien le dije a David, creo que tarde o temprano el deseo de escribir se manifiesta, y ya después una no puede parar. Ni falta que hace ;)
      Un beso.

      Eliminar
  14. Confieso que no he leído a ...a ver si escribo bien el nombre Murakami aunque he leído sobre él y no de él, así que no puedo opinar con criterio propio, pero sí he leído la entrevista tan particular de Sofía y no tiene desperdicio. Algún día, con suerte, te veo entrevistando a los compañeros de blog ;)
    ¿Por que título empiezo a leer al japonés? que ya me ha entrado la curiosidad curiosa.
    Muchos besos Sofía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, Tara, entrevistaros a vosotros sería una experiencia de lo más enriquecedora :)
      Me encantaría contestar a tu pregunta, ¡pero ni yo misma lo sé aún! Eso sí, mejor empezar por una novela corta, en mi opinión y por si las moscas jeje
      Un besazo, Tara.

      Eliminar
  15. Los años de peregrinación del chico sin color. Es una buena obra para sumergirte en su mundo. No es uno de sus clásicos. Te felicito por tu reinvención particular de la clásica reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil por la recomendación, Uss; me alegro de que te gustase la reseña.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. ¡Hola Sofía! Me encanta esta forma que tienes tan original de hacer reseñas o acercarnos a los autores, me parece deliciosa.
    Yo tampoco he leído nunca a Murakami, siempre le postergo, no se por qué. Me ha gustado mucho la historia de cómo comenzó a escribir, que no fue por ningún suceso traumático o por historias extrañas. El acto de escribir es algo que le sale a uno porque sí, no hay que buscarle causas.
    Encantada de encontrarme de nuevo contigo guapa.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, Ziortza. Escribir también puede ocurrir por casualidad, y cambiarnos la vida por completo, como pasa con tantas otras cosas.
      Muchas gracias, encantada de verte de nuevo por aquí!
      Besotes.

      Eliminar
  17. Me ha encantado el diálogo que has tenido con Murakami!! Excelente y muy original!! No he leído nada pero tengo pendiente un par de libro del autor!! Tengo ganas de ponerme con Murakami!!
    Besicos!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com