El talento es lo de menos

Enciendes la radio y a tus oídos llegan los últimos temazos superventas. Los Malumas reggeatoneros machistas se pelean con las ensiliconadas Nikics Minaj por el ser número 1. Pero, que no cunda el pánico, los siguientes aspirantes en la lista también pueden lograrlo, ya que la calidad de sus canciones nada tiene que envidiar a las exitosas porquerías que han llegado a lo más alto.
Ante tus ojos aparecen también los bestsellers imprescindibles junto con el nombre del próximo "gran escritor del siglo XXI". Promesas de una prosa exquisita y una historia muy humana con unos personajes que dejan huella en el lector se diluyen al instante en cuanto pasas las primeras páginas, pues esa calidad literaria que tanto auguraban se pierde entre una narración plana, unos personajes ridículamente estereotipados y un argumento tan previsible y poco original que te dan ganas de quemar el libro en una hoguera. *Para más información, léase a Coelho y compañía. 



Pasas de canal en busca de algo que ver, y de repente te aparece en pantalla una Kardashian que tan solo por mostrar las excentricidades de un trasero grotescamente descomunal y unos morros henchidos de bótox se gana millones, mientras que los que se parten el lomo día sí y día también cada vez lo tienen más jodido para llegar a fin de mes. 
Es entonces cuando buscas en Youtube algún vídeo que tenga algo más interesante que ofrecer. Tonto de ti, claro, que justo vas a meter las narices en esa fauna de youtubers-niñatos que se creen líderes de opinión y que ganan tanto dinerito como visitas tiene su último gran vídeo, en el que se dedican, cómo no, a contar única y exclusivamente soberanas gilipolleces.
Ya ni te digo en Instagram o Facebook, esas grandes plataformas donde los egos de los graciosillos sin gracia, las reinas del Photoshop y los charlatanes que hablan de todo sin tener ni idea de nada crecen a ritmo vertiginoso con cada nuevo like, la droga más potente de nuestra era. 

Y todo este circo en el que se ha convertido nuestra sociedad se debe a que la meritocracia ya no está de moda. Aquí lo importante es vender, ganar visitas, ser el amo de los me gusta. Da igual si no cantas bien ni el cumpleaños feliz, si escribes igual que un niño de primaria o si te dedicas a grabarte a ti mismo hurgándote la nariz, ¡porque el talento es lo de menos, my friend!

Publicado el 23/10/2017

CONVERSATION

71 comentarios:

  1. La mediocridad al poder, pues el poder y la fama se calcula en audiencia y en ventas. Todavía (y llevo tiempo y empeño en ello) no he llegado a descubrir el origen de tan mal gusto. Quizá las ideas han llegado a secarse y con ellas el talento. Pero los seguidores aumentan proporcionalmente al declive de la verdadera originalidad y mérito. ¿Es la pescadilla que se muerde la cola? Si aumenta la calidad, ¿aumentará el buen criterio del consumidor? ¿O bien debería ser el público quien exigiera un mayor nivel y castigara con su desdén a esos falsos creadores imaginativos?
    Una interesantísima crítica.
    Un abrazo, Sofía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que se debe a que somos una sociedad cada vez más conformista, Josep. Tal vez se deba a que la inmediatez, la tecnología, la modernidad y demás nos han hecho reacios a la reflexión, pues queremos diversión de usar y tirar, sin pararnos a pensar sobre la calidad del producto en cuestión. Supongo que será una consecuencia de la así llamada "cultura de masas", pero es triste, en mi opinión, que gente con tan poco mérito llegue tan alto.
      Gracias por comentar.
      Feliz lunes!

      Eliminar
  2. Has pasado por alto la información periodística, que desde que descubrieron que era un negocio se olvidaron de la verdad y ya ni se esmeran en escribir correctamente. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Ester. El pseudoperiodismo también está a la orden del día en cuanto a falta de talento y preparación se refiere.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Dentro de cien años, cuando quiera escribirse la historia de estos primeros años del siglo XXI, no habrá nada o casi nada que decir, es un pozo negro que, de seguir así, nos hará volver a los siglos más obscuros de la historia del mundo, ¿hay alguien que pueda cambiar el camino que se ha tomado?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si habrá algún camino alternativo, y mira que no me gusta ser fatalista... Aunque solo espero que haya el suficiente sentido común como para dejar el blanco esa historia, antes que rellenarla con los nombres de estos individuos sin mérito.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Pos no sé qué están mirando ustedes, pero yo encuentro talento por todos lados. Eso sí: no es lo más promocionado :-D (por algo es que recomiendo todo lo bueno que voy encontrando, para que la gente mire eso en lugar de la basura más exitosa).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El talento es como las brujas: haberlo haylo. El problema, precisamente, es que no se publicita ni la mitad de lo se hace con los artistuchos de pacotilla. En el post no se afirma en ningún momento que no existan músicos, escritores y demás personalidades de calidad, sino que los que están ahí arriba y hoy por hoy cosechan tanto éxito carecen, en su gran mayoría, de las cualidades necesarias para haber llegado tan lejos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Sofía, creo que la anterior comentarista ha dado en el clavo: quizás debemos mirar en otros lugares para encontrar talento o gente que tenga algo que ofrecer. Casi desde que tengo uso de razón, lo mayoritario (salvo ciertas excepciones) o de consumo masivo es lo que menos me ha gustado normalmente. No es soberbia, pero lo minoritario exige algo al que lo consume, un mínimo de sensibilidad, empatía, una cabeza un tanto amueblada, vamos. Y la gente, en general, quiere inmediatez, algo que no le haga pensar, gente que piense por ellos para saber por donde tienen que tirar. Creo que es algo difícil de cambiar. Aunque, repito, a veces me sorprendo a mí misma encontrando cosas interesantes también en lo masivo.
    Pero tienes toda la razón, la televisión, internet, la música que vende e incluso la literatura, todo ese escaparate que ve la mayoría, no suele estar impregnado de mucho talento que digamos. Bueno, allá cada cual.
    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que el talento existe en indiscutible, en ningún momento lo he puesto en duda. El problema está en que no le damos la importancia que se merece, a quien se la merece. En relación a esto, el tema de la cultura de masas da para mucho, pero, a mi modo de ver, existe a día de hoy una especie de declive en cuanto a calidad se refiere. No sé, pienso en esos grandes artistas como Michael Jakcson o Queen; en escritores que vendieron miles de copias en todo el mundo, como García Márquez, y en otras tantas personalidades que conquistaron a las masas, sin por ello dejar de ser merecedores del éxito que tuvieron.
      Pero bien es cierto Ziortza que al final cada cual es responsable de lo que ve y oye y exigir lo que considere conveniente... aunque con ello a veces pueda perjudicar al resto.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. No te da miedo este mundo nuestro que describes tan bien. A mí sí, mucho. Pero para una inmensa mayoría no es así, porque ahora más que nunca pueden alcanzar esa fama tan incansablemente soñada en un chiripazo (de suerte). Si no se necesita talento, cualquiera puede ser el protagonista del nuevo video viral, o la nueva culona que se desnude en público o el nuevo imbécil de moda.
    Me sentí como que me leía a mí :), pero claro con tu estilo que tanto me gusta.
    Abrazos muchos Sofía querida, y a resistir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí que da un poco de miedo pensarlo, Gilo.
      Es por ello que es tan necesario el espíritu crítico, porque si no lo tenemos nos venden gato por liebre.
      Gracias de corazón.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Sofía, muy buen articulo en el que casi no dejas títere con cabeza y además es que tienes mucha razón. Habría que añadir la mediocridad de la clase política y a esa especie, por llamarle de alguna manera, que es el tertuliano televisivo o radiofónico, y que cuando los escucho, me pregunto, ¿cómo se puede saber de todo y opinar de cualquier asunto sin el mínimo pudor? Pero lo más fuerte de todo, me parece los por ejemplo y como has citado, los 50 vídeos más populares del momento en Youtube en cualquier día al azar, realmente dan pavor cultural.
    Un abrazo y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esos tampoco se quedan atrás. No ya los políticos, que son para darles de comer a parte, sino esos tertulianos como la Esteban que ganan pasta gansa por contar su vida privada y por pelearse cual gallitos de pelea en frente de toda España.
      En cuanto a Youtube, a veces es mejor ni entrar jaja.
      Abrazos Miguel y gracias por pasarte.

      Eliminar
  8. Te felicito, Sofía, por decirlo tan claro y con todas las letras. Hace un tiempo que siento lo mismo. Antes era una fan del cine y ahora dejé de ver los estrenos porque la gran mayoría es basura o aburridas pelis pseudointelectuales.
    La chatarra ha alcanzaddo muchos niveles de la expresión artística, incluso las artes plásticas y se logra un exitazo exhibiendo instalaciones con inodoros sucios o paneles llenos de garabatos sin ningún sentido estético.
    Es como si hubiera dos extremos: lo masivo convencional o una "vanguardia" a la que todo está permitido.
    Me encantó tu desahogo, guapa.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, te digo que, ahora que lo pienso, me olvidé de esas películas súper mega taquilleras cuya entrada te arrepientes de haber pagado, porque no hay ni rastro de esa calidad que tanto esperabas.
      Francamente, no sé qué quedará para los artistas del futuro, si es que los hay.
      Muchas gracias y un besazo enorme.

      Eliminar
  9. Creo que el secreto está en que triunfa lo fácil. Publicar la última foto que te sacaron borracho es tan fácil como darle al like. Fácil para uno, fácil para otro. Todo mediocre, vulgar, chabacano. Y eso se trasplanta a todo. Cine, literatura, música, cocina (otro día hablamos de la cocina; ¡¡cuánto daño le ha hecho Master Chef a la gastronomía!!) y todas las actividades artísticas.
    En literatura que es lo que más controlo, hay escritores que se creerán genios porque venden millones de ejemplares. Una vez leí un libro de Coelho (ya que lo mencionas). No lo quemé porque no era mío y lo terminé porque era la época en que dejar libros a medias me producía ansiedad, pero jamás se me volvió a ocurrir repetir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Master Chef me pasó una cosa curiosa, y es que la primera edición me resultó tremendamente interesante, ya que por primera vez existía un concurso sobre cocina. El problema es que, a partir de la segunda edición, aquello se fue convirtiendo en una especie de Gran Hermano de la vitrocerámica. Una pena, en mi opinión, pero es una muestra más de que el morbo y la polémica al final son los protagonistas de este tipo de programas.
      Y de Coelho mejor no hablamos, que a ese señor le tengo mucha manía jaja.
      Besos.

      Eliminar
  10. Todo es una manipulación pura y burda. Pan y circo pal pueblo.
    Si antes, mucho antes, había gladiadores jugándose el tipo en los cosos, ahora hay el espectáculo sangriento de los toros, (no somos tan diferentes), y en menor medida el futbol (que me perdonen los futboleros), tele basura y la seudo cultura del mínimo esfuerzo y la mínima sensibilidad artística. Los medios masivos no están por la labor, a la masa se la ineduca y esta admite pasiva el opio de la distracción mediocre. En parte, todos somos responsables de que esto ocurra, no consumamos basura, si no hay demanda, no hay oferta. Creo en el efecto mariposa, si a tus hijos, familia, amigos, compañeros, vecinos, alumnos, comuniad le das a oler rosas, probablemente lo preferirá al olor podrido del detritus.
    Claro que hay espacios donde no ocurren estas cosas, estos blogs donde escribimos y compartimos es buena prueba de ello.
    ¡Qué entrada Sofía!, ¡totalmente de acuerdo con tu modo de plantearlo!
    ¡Un besazo mi niña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tara, gracias como siempre por tus palabras.
      Pues estoy completamente de acuerdo en que gran parte de la responsabilidad la tenemos nosotros. Qué narices, yo misma me he sorprendido a mí misma cantando las sandeces de Maluma ya casi por pura inercia, por lo que, sí, en parte soy culpable de su éxito. El problema es que es muy difícil corregir ese extraño fenómeno que hace inclinarse a la gente por el detritus en lugar de las rosas. Triste, pero cierto.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  11. Totalmente de acuerdo, Sofía. Si la gente empleara hacer algomás productivo, el mundo iría mejor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno Sofía!! Has puesto el dedo en la llaga. Describes un mundo casi de ciencia-ficción, la masas mediatizadas y controladas, pero creo que dentro de todo ese conglomerado de vida "rápida" hay también mucho talento y empatía. Lo que pasa es que justo toda esa gente que nombras hacen mucho más ruido que otros más silenciosos pero que realmente están haciendo avanzar el mundo, que se comprometen y que valoran la cultura y el conocimiento.
    Pero efectivamente Sofía, en el mundo globalizado que vivimos el egoísmo y el individualismo campa a sus anchas, los referentes políticos desde luego no son referentes para nadie.
    Enhorabuena, nos has provocado con tu escrito y nos haces reflexionar sobre el mundo en que vivimos.
    Un fuerte abrazo Sofía y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Xus.
      Sí, repito de nuevo que el problema no es una inexistencia de talento, sino una falta de apreciación del mismo por parte del público. Nos conformamos con lo mediocre y hasta con lo pésimo, pues no tenemos capacidad para pensar si realmente le estamos otorgando el mérito a quien se lo merece.
      Tal vez en el futuro las cosas cambien... Dicen que la esperanza es lo último que se pierde.
      Un abrazo e igualmente!

      Eliminar
  13. Y así le va a la sociedad, que parecen ovejas que hacen todo lo que se les dice sin pararse a pensar por sí mismos. Y con esto me refiero a telecinco, la mala literatura, el cine para masas, los realitys absurdos...en fin, entiendo que el calificativo "para masas" es porque es algo estándard, hecho para todos los publicos, pero vamos, una cosa es para todo el mundo, y otra caer en la banalidad. Comprendo a la gente que dice: es que cuando llego a casa estoy cansado/a y no quiero pensar, pero digo yo: ¿tan cansado estás??? ¿Tanto te exprime el cerebro tu trabajo?? ¿Dónde curras, en la Nasa??? En fin, yo creo que telecinco y las Kardasian (por poner ejemplos) están creando a gente que son como polillas con la luz. Hacen lo que todo el mundo, siguen modas ciégamente, y solo quieren exhibirse en las redes sociales. A mí los programas basura o reality me aburren, y no entiendo como la gente defiende a uno u a otro, me parece bastante absurdo meterse en los asuntos de los demás, pero más absurdo en los de un guión cutre de la tele. Respecto a la literatura...madre mía, veo novelas triunfar con una prosa que podría escribir los hijos de mi prima. Los personajes muy planos, y el argumento ridículo. Es muy triste, de verdad. Talento habrá, claro, pero hoy en día prevalece "la pasta que dé el producto" no el talento. Sea música, sea cine, sea literatura, sea televisión. Muy buena reflexión la de hoy, un besito guapa! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja yo también me sorprendo con esa gente que afirma que al llegar a casa no quiere tener que pensar en nada... Joe, pues si quieres entretenimiento, anda que no tienes series, películas y programas de humor y diversión que te aportan mucho más que basurillas como Gran Hermano... Pero yo creo que al final es tan solo una excusa para justificar lo que ven.
      Y sí, talento hay, pero no lo estamos buscando donde deberíamos.
      Un fuerte abrazo, María.

      Eliminar
  14. Hay que mirar en otros sitios, rebuscar, para encontrar talento. El problema es que, no sé que pasa en esta época, pero el talento no se valora. A ver si en algún momento, esto cambia.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos, Margari, que nos vuelva el sentido común y valoremos a quien tenemos que valorar.
      Un besazo.

      Eliminar
  15. Puff, el tema, o los temas que planteas, dan para no parar. La verdad es que últimamente ando un tanto pesimista respecto a los derroteros que estoy observando. El pensamiento y la reflexión ya no excede más allá de los 160 caracteres, ya ni palabras. Pero lo paradójico es que encima nos lo tenemos muy creído, repetimos como loros lo que dice el político de turno o el tuit que hemos leído y lo hacemos pasar por un pensamiento propio, meditado y con personalidad. Ya no se valora la razón, solo las entrañas. La gente no opina, dogmatiza. Pero todo pasado por la hipócrita referencia a la tolerancia y la solidaridad. Tolerante, sí, para quien piensa como uno. Porque la opinión contraria se crucifica. Solidario, sí. Pero con los nuestros.
    La verdad es que no sé dónde llegaremos.
    En cuanto al arte, la literatura... vivimos un siglo mediocre. Al menos yo, soy incapaz de recordar un gran tema musical posterior a los noventa. Las novelas pasan de los estantes de las librerías al olvido en un parpadeo, todas cortadas por el mismo patrón y por los mismos targets comerciales y no solo en cuanto al contenido. Ya se vende hasta la estética del escritor. La presentadora de tv mona; el gentleman de camisa blanca para libros de autoayuda; el de mirada severa para novelas de supuesto contenido; el joven moderno para novelas transgresoras; las de cincuenta con pinta de salir del Prado para literatura romántica... Bueno, ya paro es muy tarde y verás que ando un tanto desengañado de esta época. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj David, tú también has expresado muy bien la realidad de esos perfiles prototípicos que pueblan el mundo literario.
      Por otro lado, creo que tienes mucha razón también en la afirmación de que la gente hoy no opina, sino que dogmatiza. Conozco a muchas personas que se han formado un "criterio" sobre temas políticos y sociales a base de paginuchas de Facebook que muestran una información sesgada de la realidad. Es lo peligroso de internet y las redes sociales: que son un arma de doble filo.
      Habrá que esperar a ver qué nos depara el futuro.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Sé a lo que te refieres y estoy de acuerdo en el fondo al que quieres llegar, pero me parece mal comparar algo físico como puede ser el llevar o no silicona con algo como el machismo (como si fuera igual de malo). A parte de que Minaj me parece una gran rapera, una gran artista en general, y sin ser yo fan, me parece injusto (y machista) hablar de su aspecto y no de su talento.
    Es raro que hayas hablado de cada mujer en este post refiriéndote a algo físico: silicona, culo, photoshop...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero vamos a ver, has visto los vídeos y las letras de Minaj? No quedamos en que una gran parte del machismo está reflejado en la constante y sistemática sexualización de la mujer? Compara el rol que tiene la rapera con el de su compañero Derulo en su último vídeo, por ejemplo. Mientras él baila con ropita abundante, hay un claro empeño por sacar en primer plano el pecho y el culo de Minaj, y eso solo por poner un ejemplo. Yo ahí es donde veo el machismo.
      Lo que no puede ser es que interpretemos "feminismno" como la corriente que nos incapacita para criticar a otras mujeres, especialmente si a través de su imagen o sus actos son cómplices precisamente de esas actitudes machistas. Y lo siento, pero el mensaje que transmiten personajes como Minaj o las Kardashian está muy lejos de ese ideal feminista que quiere que la mujer se empodere por algo que no sea su aspecto físico.
      Y lo de ensiliconada va precisamente porque, de nuevo, Minaj y compañía no hacen otra cosa que incentivar los estereotipos de "tetas y culos grandes" que el patriarcado y compañía quieren imponer a como dé lugar.
      En este caso no estoy de acuerdo por tanto en me digas que mi crítica es machista, porque es precisamente esa cara de la sociedad a la que critico de manera implícita, en la que una vez más las mujeres de éxito solo están ahí por su apariencia.
      Menos Kardashian y más Emmas Watson.
      Saludos.

      Eliminar
    2. PD- Ah, y de todas formas, a Minaj la criticaba por su aspecto, pero especialmente por su música, que no me parece en absoluto buena. Pero para gustos, los colores.

      Eliminar
    3. Entiendo lo que dices. De todas formas decir "ensiliconada" me sigue pareciendo de mal gusto. Otra cosa es que hubieras puesto lo acabas de poner, el hecho de que enseñe en sus vídeos. Pero como te digo, no soy fan, ni me gustan muchas canciones, pero creo que es una buena rapera.
      En cuanto a las Kardashian, same.

      Eliminar
  17. Uffff y te has olvidado de unas familias youtubers que ganan dinerales por vender la intimidad de sus hijos, los sacan comiendo, durmiendo, en la bañera...y ese es su mérito.
    Esperemos que las nuevas generaciones sepan buscar otros talentos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La intimidad deja de ser importante cuando se pone el fardo de billetes de por medio, Marigem.
      Esperemos que así sea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Cuanta razon tienes Mrs Sofia! En la musica sobre todo, yo tengo la radio de los 80 casi siempre puesta, conforme pasan los años menos me gusta lo que suena. Y si hablamos ya de lo de conseguir seguidores... a mi me gusta tener un grupo de amigas con el que compartir cosas, pero por que les guste lo que hago, no para hacer bulto! Muy buen post como siempre.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ali, es muy cierto que la obsesión por conseguir seguidores en las redes y hasta en los blogs se ha convertido en otra de las "enfermedades" de nuestra época. Da igual si ni siquiera una cuarta parte de esas personas realmente interactúa, lo importante es que se vea que hay un gran número de seguidores virtuales haciendo bulto, haciendo creer a los demás que eres terriblemente popular.
      Muchas gracias por leerme.
      Un besote.

      Eliminar
  19. Hoy, aprovechando el tema que has sacado, con el que estoy totalmente de acuerdo, yo tb quiero matizar ya no Kardashian, sino realities que no aportan absolutamente nada, programitas de TEle5 que llevan años y son denigrantes, pero ojo, la gente dice verlo porque le divierte.
    Mi concepto de humor es totalmente diferente a esa bazofia televisiva.

    Con la música, por supuesto, igual.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuántas veces habré escuchado a gente afirmar eso de que ellos ven Gran Hermano "por echarse unas risas". Le comenté a María que, teniendo en cuenta la cantidad de series y programas de humor y entretenimiento que nos ofrecen hoy en día, queda claro que esa excusa no es más que eso: una excusa para ocultar que la basura vende, y gusta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Qué fuerza tiene esta entrada Sofía, el mensaje es claro, contundente y realista. Me encanta que siempre seas tan sincera, es una faceta que admiro muchísimo. Estoy contigo y no logro comprender que esa 'música' 'programación' o 'libros' sea lo que la gente compre... y da pena que muchos otros que se merecen estar los primeros en esta pirámide, terminen siendo invisibles, pero el marketing es efímero y la solidez cuesta trabajo mantenerla. Me quedo con eso y también que desde que cree el blog descubro a cada paso auténticos tesoros.
    Un besazo, enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, muchísimas gracias por tus palabras.
      Creo que la sinceridad es importante para opinar acerca de temas que son injustos, como es el caso. No obstante, también es muy cierto lo que dices, pues ese éxito espontáneo y casi sobrenatural que consiguen algunos "artistas" muchas veces se va tan fácil como viene.
      Y en cuanto a los blogs, yo me tranquilizo mucho al leeros y saber que aún queda gente con mucho que aportar al mundo.
      Otro besazo para ti.

      Eliminar
  21. Totalmente de acuerdo contigo. Es tan triste todo, me agobia tanto el tema que ya no enciendo el televisor más que para ver x programas y encima tengo que joderme (con perdón) que me cambien de horario y de día para dejarle hueco a algo más televisivo, con más audiencia, dejandome a mí con un palmo de narices. Youtube voy a lo hecho, no me pongo a cotillear que me pongo mala. Instagram y Facebook mis amigos y de puntillitas, jajjajaja. Pero sí, cada día se nos va la cultura a la mierda y deja paso a los chavacanos y sin cultura.
    Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las audiencias mandan Violeta, no hay más que ver esos tristes documentales con escasos espectadores pelear inútilmente contra la telebasura que reclaman las masas. Y a Facebook estoy intentando dejarlo, que tenemos una relación un poco tóxica jaja.
      Un besote.

      Eliminar
  22. Hola Sofi! Cuánta crueldad tiene esa verdad que expusiste tan pero tan bien. Es tan patético todo, tan mediocre sin remedio, y además, tan aceptado como "lo real, lo que va, lo que tiene prensa", que cualquier otra cosa ni siquiera es mirada porque no responde a esos patrones.
    Emparejar para abajo, un desastre humano.
    Me pareció genial tu replexión, amiga.
    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simón, mil gracias!
      Sí, lo peor de todo es que hay gente no que asume que esas porquerías que le gustan son porquerías. Ni se te ocurra decirle a un fan de Maluma que su música es una basura, porque te ponen en su lista negra jaja.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  23. Qué triste y certero panorama describes, Sofía. Hoy en día ya no se premia el esfuerzo, el saber, la cultura, la excelencia. Hoy lo que mola es lo que la masa pida, aunque sea sin criterio y no enriquezca ni aporte nada a nadie. La cosa es potenciar la excentricidad y la chavacanería porque es lo que vende y la cosa va de dinero. ¿Documentales? ¡Para qué si tenemos programas donde la gente vende su intimidad sin recato! En fin, un panorama que da muchas ganitas de chorar :(

    Me ha encantado tu reflexión. Es necesario que nos planteemos este tipo de cosas porque ahí es donde empieza el cambio. Tú ya has puesto tu granito de arena :))

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, muchas gracias!
      Pues sí, de vez en cuando viene bien desahogarse y darse cuenta de que una na está sola, pues son muchas las personas que se dan cuenta de que la cultura del esfuerzo se está yendo a pique.
      Gracias por hacerme sentir más tranquila :)
      Besotes!

      Eliminar
  24. Hubo un tiempo en que esto que expones también me interesó y vaya que me molestó (y me molesta) tal como a ti y a todos los que comentan aquí. Sin embargo, no me complico la vida: simplemente no consumo lo que estos seudo-artistas y seudo-lideres-de-opinión me quieren vender y hacerme creer que es lo mejor y lo correcto. No les creo, no me gustan, les doy la espalda y dejan de existir. Por lo menos no me están sacando plata del bolsillo a mí, directamente, para hacerse millonarios, injustamente, ellos (o eso prefiero creer jaja).

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una postura muy inteligente, David. Pero a veces no puedo contener la indignación porque son productos que a uno le meten por los ojos y los oídos a la fuerza. Al final y en ciertas situaciones, tienes que resignarte a convivir con ellos.
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  25. Efectivamente, Mrs. Sofia. Los "like" son la droga más potente de nuestra era. No puedo entender cómo se puede competir por un número, cómo se exhiben detalles sin pudor como si de un escaparate se tratara, cómo se comercia con ellos...
    Pero lo que más me aterra es que esto vaya a más, ¿te imaginas? Que paren este mundo que yo me bajo ;-)

    Muy buena la reflexión que encierra el post, ¡gracias!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentaba más arriba Chelo que la intimidad no vale nada en cuando se pone el dinerito sobre la mesa.
      Y sí, es aterrador pensar que esto solo acaba de empezar.
      Muchas gracias por pasarte!
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  26. ¡Por Dios, Mrs. Sofía!, ¿cómo es posible que no seas capaz de advertir la sutileza y la profundidad que esconde la prosa del gran Paulo Coelho? Fíjate si la esconde bien que ni él mismo es capaz de encontrarla. :P Además, ¡qué sería de Facebook sin las frases chorras de Coelho! ¿Es que quieres acabar con el orden mundial de la estupidez humana, chiquilla? ¡Hereje! ¡Que eres una hereje!; )

    Estoy al 150% de acuerdo contigo. ¿Y cómo es posible estar de acuerdo con alguien al 150%? Ni idea. Nunca se me dieron bien los números. Soy más de letras. Pero de letras guays, como las de antes. Ser viejuno es lo que tiene, que tiendes a pensar que "cualquier tiempo pasado fue mejor". Pero es que en este caso es verdad. ¡Aún recuerdo lo bien que se vivía el lunes! ¡Qué tiempos aquellos! Y no como este miércoles tan chungo. ¡Bah! Caca. : (

    Lo bueno, en cualquier disciplina, hay que buscarlo. Y, si sabes buscar bien, te aseguro que acabas encontrando auténticas maravillas que hacen que la vida merezca la pena ser vivida. Hazme caso. Busca, y no pierdas la fe. ; )

    Un fuerte abrazo, Sofía. Perdón, Mrs. Sofía. : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, yo soy joven y ya me ves despotricando contra grandes ídolos que hoy en día sigue una buena parte de la juventud, por lo que yo creo que no es una cuestión de edad, sino de mentalidad ;)
      Tengo que reconocer que en el fondo a Coelho le agradezco sus frases pseudofilosóficas, pues gracias a él se han creado miles de memes para reírse del absurdo de las mismas. Para muestra, un botón: https://cde.peru.com/ima/0/1/4/5/5/1455384/924x530/facebook-paulo-coelho-memes.jpg

      O también: https://ugc.kn3.net/i/origin/http://www.risasinmas.com/wp-content/uploads/2014/01/coelho-tire-empuje-600x450.jpg

      En cualquier caso, yo misma he comprobado que, aunque no reciban la misma publicidad, existen cantidad de artistas, escritores, cantantes que han llegado lejos porque realmente se lo han currado. Y a Dios gracias.
      Un abrazo Pedro!
      PD- Puedes llamarme Sofía a secas, que estamos entre amigos ;)

      Eliminar
    2. Hola, Sofía a secas ; )

      Gracias, gracias, gracias. ¡Alabado sea el Señor por hacerte ver la luz (de la mesilla de noche)! Dime la verdad, ¿cómo no puedes estar de acuerdo con ese peazo de frase del maestro Coelho que me has enlazado: "Para ser feliz hay que dejar de estar triste" (le he quitado la coma del medio porque soy más chulo que un ocho. Y eso que no me gustan los números. Ya ves. Contradictions. ; )

      Un abrazo, Sofía a secas. Y gracias por la confianza que me otorgas. ; )

      Eliminar
  27. ¡Hola MRS. SOFÍA!
    Desconozco si hablarte de élite mundial o sistema es algo que conoces a fondo o le das la importancia que merece, puesto que la humanidad en general siempre ha estado manipulada o controlada inconscientemente por ese poder en la sombra... Un tema del que no se suele hablar en ningún medio de "desinformación" y suele calificarse como "conspiranoico", puesto que puede poner en peligro al poder de esta élite mundial, quien se encarga, a través del engranaje de sus "títeres", en todos los altos puestos de responsabilidad política, económica, militar, cultural, etc. de impartir técnicas como las ya muy conocidas de Noam Chomsky, acerca de la Manipulación Mediática, o también la Programación Neurolingüistica (el poder mental del lenguaje y la capacidad de influir sobre uno mismo o sobre los demás, de manera constructiva o destructiva).
    Podría nombrarte el Instituto Tavistock o la ingeniería social, etc. pero tampoco quiero extenderme más de lo necesario, únicamente intento transmitirte que a este sistema nunca le ha interesado una sociedad con pensamiento crítico y capaz de tener criterio propio, de ahí que todos los planes educativos siempre potencien un tipo de pensamiento conformista, tradicional y moldeable conforme a los intereses del propio sistema que quien en el fondo los aprueba y decide qué tipo de conocimientos, habilidades, etc. deben proporcionarse y desarrollarse a través de sus centros educativos. Entonces cuando profundicemos qué tipo de conocimientos si consideran válidos y cuales no, o qué tipo de habilidades si se potencian y cuales no, empezaremos a ser conscientes de que dicho pensamiento crítico no es bien valorado ni potenciado por estas directrices educativas. En cambio, descubriremos que la competitividad en lugar de la solidaridad o el compañerismo, si le interesa potenciar al sistema.
    Muchas gracias por tu brillante propuesta reflexiva, acerca de este tema tan polémico como interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrella, muchas gracias por tomarte la molestia de comentar en profundad un aspecto que está muy relacionado con la cultura de masas. Aunque no conozco al detalle las muchas teorías que se han escrito al respecto, no me resulta novedoso ninguno de los datos que proporcionas. El interés por mantener al pueblo ignorante a base de pan y circo es más viejo que Matusalén, no hay más que abrir un libro de historia para comprobarlo.
      En cuanto a esto, el entretenimiento mediocre es una de las tantas técnicas que utilizan "los de arriba" para mantenernos cual borreguitos.
      No obstante, yo creo que hoy en día también tenemos acceso a mucha información que puede sacarnos de esa inopia y conformismo, como bien demostráis los que estáis aquí comentando. Por tanto, creo que la mayoría de la sociedad es responsable también de lo que consume y en su mano está el exigir más.
      Hace unas décadas se encontraban grandes artistas de todas las disciplinas, ¿entonces por qué a día de hoy hemos avanzado en tantos sentidos pero hemos retrocedido en este aspecto?
      El tema sin duda da para mucho debate.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  28. ¡Hola Sofía! Yo tampoco entiendo ese gusto que hay por lo mediocre, pero parece ser que es un producto que vende. En verano estuve viendo algunos capítulos de las Kardashian. Sentía mucha curiosidad, porque había escuchado sus nombre varias veces y quería saber quiénes eran y qué hacían. Cuando vi el reality me quedé flipando, a la vez que casi me duermo del aburrimiento. ¡Pero si no hacen nada! ¿Qué interés puede ver alguien en esas vidas? Los "Coelho" y los "Bucay" también tienen tela. La originalidad brilla por su ausencia en sus obras. Varios capítulos enteros de uno de los libros de Bucay eran una copia literal de un libro de una filósofa conocida mía. Bucay tuvo que retirarlo del mercado por plagio. Flipa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Bucay creo que haber leído algo de adolescente, pero que no me acuerde mucho creo que ya lo dice todo jaja.
      Sí, yo también sentía curiosidad por ver a qué se debía la fama de las Kardashian, así que antes de juzgar me propuse ver al menos un capítulo de su reality... Creo que no duré ni 10 minutos jaja.

      Eliminar
  29. ¡Hola, Sofía!

    Esta entrada es para levantarse y aplaudir. Somos una sociedad muy conformista. Cada vez vamos a peor ya que le damos más importancia a la imagen y al morbo que al verdadero talento y es una pena porque nos estamos perdiendo grandes cosas. Si no eres de esas personas que van a la última ya eres una anticuada, la rara. Y te lo digo por experiencia ;)

    Siento no haberte escrito antes, ¡pero he estado 2 semanas sin internet!

    ¡Un beso muy grande, guapa!

    ResponderEliminar
  30. Por cierto, nunca he leído a Coelho. ¿Tú lo has hecho? Despierta odio y amor a partes iguales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, no te preocupes, ya vi en tu página de Facebook que tenías problemas con Internet.
      En cuanto a tu pregunta, sí, leí la "obra maestra" de Coelho, "El alquimista", y me resultó pésima, soporífera y facilona, un producto que debe todo su éxito al márketing. Así que ni pierdas el tiempo, que hay muchos libros buenos que leer :D
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  31. Buenas,
    Estoy de acuerdo en que cada vez cuesta más encontrar talento o por lo menos, algo que de verdad interese o sea de importancia pero cohelo también está entre las masas y más ahora con el bum de leer tanto novelas románticas y varios por el mero placer de hacer fotos bonitas. En mi opinión no es no es la masa es el producto que ofrecen y si te sirve o lo deshechas. Yo no suelo leer los libros que todos leen y me he encontrado con que todos leen lo mismo lo difícil fue hacer leer a la gente ahora tocaría temas de interés y enriquecimiento. Pero somos cabezas distintas se empeñan en que seamos homogéneos o por otro lado seres con los mismos gustos. Pueden acercar a otras personas que por el contrario nunca tuvieron con quién hablar de música, lectura, o moda esa es la idea. Todo tiene su parte positiva. Pero sí que es cierto que hay quién sufre, se las ve y se las desea para mostrar lo mejor de su mundo, la historia, la verdad con esfuerzo y añado todos esos largos etcétera que nos encantaría que se contara con ellos. Lo que es humillante es que se premie a la poca utilidad del producto sea este cual sea. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, quieren que a todos les guste las mismas porquerías para crear sociedades de borregos. Menos mal que todavía hay mucha gente que sabe distinguir las cosas que son buenas de las que no.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  32. No puedo darte la razón en todo lo que dices,... bueno, en casi todo. Creo que te quedaste corta. Vivimos en el mundo del postureo y de la mediocridad sin límites y las redes sociales se han convertido en un gallinero (perdón por las gallinas) en el que es imposible estar. Te felicito por la entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me explayase todo lo que me gustaría, no acabaría en dos días jaja. El tema del postureo y las apariencias es también otro de los grandes temas de la actualidad, pues nuestro afán por demostrar lo que no somos ha crecido de manera desmesurada gracias a las grandes plataformas. Otro día podemos debatir sobre ello.
      Abrazos, Norte!

      Eliminar
  33. ... Y tal vez todo lo demás que señalas!

    En todo ello no estoy. Sin que quiera decir que quien esté gane o pierda algo. ¡En absoluto!

    Opción de vida. ¡Simple!

    Abrazos, Sofía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opción de vida, sí, que cada quién elija lo que quiera, sí, pero siempre y cuando no le quieran meter gato por liebre a uno.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Hola Sofía... (sonrío...)

      ¿En qué me afectaría a mí que "alguien" quisiese darme gato por liebre?

      ¡No dejaría de ser problema más que para ese alguien!

      Entiendo tu texto y los comentarios que respondes, pero reconozco no estar en esa tesitura de que lo ajeno altere a los demás... (Siempre y cuando los demás no quieran o no se dejen alterar)

      Estaríamos "perdidos" si ello sucediese...

      ¿Sucede?

      Un abrazo. Siempre un placer contactar contigo y tus temas.

      PD: Me ha dejado algo preocupado eso de: Saludos... jajjajajaja...

      Eliminar
    3. Supongo que cada quien sabrá hasta qué punto lo ajeno le afecta. A mí, en este caso, lo ajeno, es decir, lo que la sociedad consume mayoritariamente, me afecta de forma negativa, porque tengo soportar música, literatura y "arte" de pacotilla, ¡haciéndome creer aún por encima que la equivocada soy yo! Para mí, por tanto, es un problema.
      En cuanto a lo de Saludos, despreocúpate, Ernesto, que peor sería no haberlos puesto jajajaja.
      Abrazos sonrientes.

      Eliminar
    4. jajaajajjaaja... Siendo así... ¡Agradecido! jajjajajaja...

      Chao, Sofía.

      Eliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com