Un cuarto de siglo (y unos días) más tarde...

Hace unas semanas llegué al cuarto de siglo. Y sí, lo sé, veinticinco años no son nada más que un insignificante suspiro en medio de la longeva historia del mundo. Pero eh, que visto desde cierta perspectiva, también una se pone a pensar en que es un tiempo en el caben otros muchos tiempos, variados, vertiginosos, intensos. Vamos, que 300 meses dan para mucho, que en 1300 y pico semanas ha llovido y he vivido lo suyo y que en 21900 horas se concentra una historia particular y única que es exclusivamente mía. 
Si hay algo que creo sobre esta mágica cifra, es que representa un momento fronterizo. Tengo una curiosa mezcla de juventud y madurez; una experiencia todavía muy inexperta, así como la desazón de ver que la vida no es un cuento de hadas combinada con la ilusión de creer que mis sueños aún están por cumplirse. Como digo, el cuarto de siglo es una edad intermedia, irregular, contradictoria, donde lo mucho y lo poco se unen de una manera extraña pero hermosa. Y, como cada cumpleaños, es necesario celebrar esa contradicción en la que un año más es también un año menos.

Sé que debí haber escrito esta entrada en cuanto soplé las velas. Pero, como siempre, la rutina, la falta de tiempo y ganas, la poca inspiración, pudieron conmigo. No obstante, es curiosamente ese tiempo entre la fecha exacta del aniversario y el ahora cuando ha surgido una idea a mayores. 
Porque si hay algo que creo que no he hecho lo suficiente durante estas dos décadas y media (caray, cuántas formas existen para nombrar el susodicho número) es vivir con pasión. ¿Qué qué?
Ya sé que suena a frase estereotipada digna de coach motivacional, pero, de verdad, creo que la pasión es un elemento clave que a veces se nos olvida mientras estamos ahogados en el día a día, mientras los años nos hacen más amigos de lo amargo, tal vez. 
Y por pasión me refiero a vivir intensamente, en todos los sentidos posibles. Con frecuencia, me doy cuenta de que el pesimismo, la apatía, la desilusión no me permiten apasionarme. De repente la vida se me amodorra, siento sin ímpetu, me hastío. Y, ojo, creo que existir con pasión no es algo que tenga que ver exclusivamente con la juventud. Pueden ser 25, 45 o 75, pero el caso es que ese movimiento imparable, ese latir continuo del corazón y esos pasos que nos guían al destino final tienen que afrontarse con pasión. Por la comida, por los amigos, la pareja, un buen libro, el trabajo, el deporte, algo nimio, medio o grande. Cualquier mierda que podamos convertir en nuestra ilusión, a nuestra manera, para encontrar coherencia en medio del caos y sinsentido en el que se torna a veces la vida.
En fin, como hace unos días se hizo viral el  #10yearschallenge, yo hoy me propongo el #UnCuartoDeSigloChallenge e ir cambiando el hashtag con cada año que pase. A ver qué tal me sale. 

Publicado el 21/1/2019


CONVERSATION

23 comentarios:

  1. Vamos a ver señorita, si los viejos del lugar decimos que los 50 de hoy son los 30 de ayer, ¿que quieres que te diga con tus 25 años?, que todavía estás naciendo a la vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    La primera vez que poí lo del cuarto de siglo fue en Con faldas y a lo loco, lo decía Marilyn,si, la de la foto qu ehas puesto. Yo tenía 14 y eso me sonaba lejanísimo...y ahora tengo 44 jejeje, ahora sí que está lejano.

    Yo creo que lo de la pasión se puede intentar siempre. Yo he tenido mimentos buenos, malos, regulares...pero sí que he intentado vivir con pasión, hago una fiesta de cualquier tontería. Seguro que tú también lo vas a estar haciendo antes de que te des cuenta. Deja que fluya.
    Muy muy feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Una edad plena, en que la libertad te premia y la energía te acompaña, disfruta de ellos y se feliz. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Si cuando uno lleva 25 años casado (con la misma mujer, se entiende) se celebran (si afortunadamete hay algo que celebrar) las bodas de plata, cuando se cumplen los 25 años de vida se podría celebrar haber cumplido la etapa argéntea, pues para calificativos que no quede.
    Ahora cabría la posibilidad de decir aquello tan manido de "quién los pillara", sobre todo desde la perspectiva de un sexagenario. Pues no. Hay que celebrar cada etapa como uno crea que debe celebrarla, más que como medida del tiempo, como de evolución personal. Yo ya dejé muy atrás la crisis de los cuarenta y me propuse no dejarme llevar nunca más por ninguna apreciación negativa del tiempo transcurrido, aunque no puedo prometer mantenerme fiel a esta propuesta hasta el fin de los días, jeje.
    Disfruta de la vida, mientras hayan razones para ello, que espero sean inagotables.
    Un beso de cumpleaños.

    ResponderEliminar
  5. No recuerdo pensar nada especial cuando cumplí los 25, si los 30. Entonces cambié muchas cosas y tomé decisiones importantes, que han condicionado mi vida, en general para bien. La pasión sirve para cualquier edad, pero es difícil mantener el listón. Los altibajos son de los más normal. Por mi experiencia te puedo decir que tienes por delante los mejores años, pasados los nubarrones de la adolescencia y ya asentada en la vida adulta ¡y con las fuerzas intactas! Prepárate para lo bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me quedo pensando en cuántos días han pasado desde la celebración, espero que haya habido :D. Me da mucho gusto volver a leerte, en verdad lo disfruto, y me gusta tu reflexión. Creo que la rutina nos roba la pasión, nos la duerme, y nos acostumbramos a ir pasando los días, y sí, nos hacemos amigos de lo amargo y nos volvemos más cínicos de lo que deberíamos.
    La parte final de tu texto me hizo recordar lo que viví ayer con Gil, mi hermano, un primo y un amigo de mi primo, mientras veíamos el juego de futbol americano (mientras tú dormías :) ); algunos deportes me apasionan de verdad, los disfruto como pocas cosas en mi vida, y creo que es de las muchas cosas que le heredé y le sigo heredando a mi hijo. Y es lindo compartir una pasión así, tan intrascendente pero tan profunda. Cosas de la vida mi querida amiga.

    Te abrazo muy fuerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades Sofía, ¿sabes?, si por alguna circunstancia alguien me preguntara con que edad me quedaría a vivir para siempre, muy probablemente elegiría la edad de 25 años pues pienso que es un momento casi perfecto en el que las ilusiones, la ya cierta experiencia vital y la fortaleza física se conjugan de una manera muy especial. Y desde luego concuerdo mucho con lo que dices de ilusionarse con cualquier mierda, ja,ja,ja, sea a la edad que sea, incluso con 100 años ;-). Un fuerte abrazo y feliz Challenge!!

    ResponderEliminar
  8. La apatía, el hastío y la modorra también forman parte de la pasión de vivir. De lo que tienes que huir es del aburrimiento. hace tiempo leí, no sé a quién, que lo contrario de la vida no es la muerte (eso ya lo sabía yo), sino el aburrimiento. Sufre, hártate, amodórrate, pero jamás te aburras.
    Yo tengo un hijo con unos cuantos años más que tú y puedo decir que en toda mi vida, me he equivocado, he sufrido, me he sentido ansiosa y deprimida, pero aburrida, lo que se dice aburrida, solo cuando alguien ha faltado a una cita (o ha llegado con mucho retraso) y me ha pillado sin un libro en el bolso.
    Un beso y muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  9. Lo primero ¡Felicidades! Recuerdo que cuando cumplí 25 (hace mucho?) escribí un post llamado "Un cuarto de siglo, le da a una que pensar..." - o algo así - creo que hay que ilusionarse siempre con lo que se hace, tengas la edad que tengas, si no ¿Para qué? Disfruta mucho de los 25 y todos los que están por venir.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  10. ¡Madre mía! ¡25 años! Quien los pillara. Es verdad lo que dices respecto a que es una especie de frontera, a partir de esa edad los años se disparan. A esa edad, nos parece un mundo lo que hemos vivido, pero cuando la traspasas, los siguientes años, puff... van a la velocidad de la luz. Imagino, que la rutina, la estabilidad o la modorra que dice Rosa te van haciendo que la vida se te escurra entre las manos. Luego, llegas a los 40, y es verdad, la crisis de esa edad existe. Aunque también te impulsa a embarcarte en cosas que siempre dejaste de lado. En mi caso, escribir. Un fuerte abrazo y feliz cumpleaños.

    ResponderEliminar
  11. ¡Feliz cumple, querida Sofía! Si fue en este mes me suena a que sos capricorniana... signo de tierra.
    Es una hermosa edad y tenés que disfrutarla, quizás para agregarle un poco de pasión hay que ser menos cerebral. Es decir, además de la mente que sirve tanto, también darle cabida a una pizca de locura, salir de los cánones que nos establecemos y encontrar esa chispa que falta.
    Tomaste conciencia de ello, lo que es un paso muy importante. Ahora hay que iniciar la búsqueda de aquello que te saque de la inercia y la rutina. Y lo vas a lograr.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas felicidades! Y sí, pasión siempre. Sin ella, ¿qué sería de la vida?
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Felicidades Sofía, qué entusiasta, me gusta claro que sí, vive con pasión y disfruta.

    Un fuerte abrazo desde la distancia y un tirón de orejas.

    ResponderEliminar
  14. Muchas felicidades Sofia por el cumple y sobre todo por ese vivir con pasión. Es cierto que se abusa de frases motivadoras e hiperpositivas que llenan los perfiles de las redes sociales y que después no se aplican en el día a día, por eso es tan importante menos mensajitos en las redes y más vivir, ser conscientes de lo afortunados que somos cada día y no dejar que la rutina nos amargue, disfrutar y vivir.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Sofía , pues no esta nada mal .... Eso es señal de que los has vivido , y digo yo que dirás cuando tengas 43 como tengo yo ahora , jajajajajaja brindemos por esos bellos años que tienes amiga mía , te deseo una feliz semana , besos de flor.

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola, guapa! ¡Muchas felicidades! Disfruta mucho de este cuarto de siglo y haz todo lo que quieras en la vida :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Hola, preciosa. Y feliz cumpleaños atrasado.
    ¿25? ¿En serio? Quién me los diera a mí de nuevo.... jajaj. Mentira. TE contaré que a lso 25 tenía unas metas un tanto estereotipadas que conllevaron a un parón existencial del tipo de qué quiero hacer con mi vida, soy feliz o no, etc etc. El hecho de independizarme con 20 años (algo que ahora casi ni se plantea) y que me coincidiese viviendo a más de 800 kms de mi familia, me creó un semi-drama que se fue con los 26. Así que te deseo unos 25 super apasionados, como dices.

    Cada cosa hay que vivirla a su edad, y mira, tienes unas reflexiones de quitarse el sombrero que a muchos les gustaría con muchísimos más años, y se aprecia más tu madurez de lo que puedas considerar tú misma. Así que disfruta, vive, sueña, y cómo siempre aconsejo "vuélvete loca", no hay nada mejor para sentirse viva.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Muchas Felicidades!!!! con un poco de retraso pero con mucha envidia (de la buena!) porque creo que estás en una de la mejores etapas de la vida. 25, ese cuarto de siglo es un trozo lo suficientemente grande del pastel como para disfrutar de todo, es un número precioso y además es la medida perfecta para empezar nuevas experiencias con el bagaje de la semi-madurez jejejeje
    Bueno Sofía que cumplas muchos más y que seas muy muy feliz te deseo de todo corazón guapa.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Sofía, ¡felicidades chica! ahí te mando mi ecuación particular, que conste que es mi secreto de alargar la juventud: ilusión, muuuucha, que será igual a no olvidar que estás viva más el logaritmo de la paciencia cuando se le resta kilos y kilos de ilusión dividido por kilómetros y kilómetros de viajes, donde sea, como sea, con quién sea... y hacer, construir, no dejar de lado, el amor jeje. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  20. Que no te quepa la menor duda,... te faltan un monton de fronteras que traspasar y te deseo que lo hagas con pasión
    Felicidades!

    ResponderEliminar
  21. ¡Felicidades con retraso! Estoy de acuerdo contigo, Sofia, en que la pasión es lo fundamental. Y por pasión entiendo lo que vuelcas ante cualquier tipo de aliciente: correr, comer, dormir, leer, amar o hasta en el descansar.
    A por más cuartos de siglo, pretty.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. No te quiero deprimir, pero entonces no cumpliste 25. Tu corazón anda algo apagado, medio muerto, rendido. Así que cumpliste la edad más cercana a la que puede tener una persona vieja, viejísima... Pero no te quiero deprimir, que conste jaja
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Felicidades, un poco tarde, eso sí. Hace poco yo cumplí 42. Pues leyéndote, me gustaría aconsejarte, que intentes dirigir tu pasión a comprender el mundo que te rodea. Hay mucha más tela que la que se puede ver a simple vista. Un saludo, y mis mejores deseos!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com