P vs L: La edad de la inocencia

Siempre que termino un libro prestado en la biblioteca, me pueden pasar dos cosas. La primera: que no me guste y termine desterrándolo al olvido; y la segunda: que me encante y vaya corriendo a la librería más cercana para comprarlo. Y no sé yo a qué se deberá esta buena racha lectora, pero el caso es que La edad de la inocencia (1921), de Edith Wharton, amenaza con convertirse en uno de mis favoritos de este 2013.
La verdad, desde hacía algún tiempo tenía ganas de una "historia de amor", pero una de verdad, sin cursiladas ni bobadas de por medio. Una de esas en las que puedes identificarte con los protagonistas, independientemente de si estás enamorado o no, y disfrutar asimismo de una historia con fundamento.


Edith Wharton nos ofrece la historia de Newland Archer, un joven de la alta sociedad del Nueva York de la segunda mitad del siglo XIX, que está prometido a la joven e inocente May Welland. Su matrimonio representará la unión de dos de las familias más importantes de la ciudad, en una época donde este acontecimiento significa mucho más que un simple acto social o familiar. 
Por su parte, Newland es consciente de que bajo esta inamovible tradición se esconde un futuro simple, monótono y condenado a la rutina. No obstante, aunque guarda para sí pensamientos bastante más progresistas y modernos, el chico debe obedecer al cumplimiento de esta norma. Mientras, se deja llevar por los convencionalismos, pero lo que hasta ahora había sido un mundo equilibrado y una vida acomodada empieza a tambalearse peligrosamente cuando conoce a la condesa Olenska, la prima de su prometida. 

Ellen Olenska acaba de llegar a Nueva York tras su separación matrimonial, y como es de esperar, bajo ese manto de cordialidad que le prestan sus familiares para recibirla, se esconde un grandísimo prejuicio. Newland es la excepción, y lejos de juzgarla, el joven entiende sus motivos, y sobre todo percibe que es una persona totalmente diferente a las que le rodean. Y así, poco a poco, va surgiendo entre ambos una pasión prohibida que los puede llevar a una condena aún mayor. 

Suena terriblemente tópico, pero debo decir que la trama y los personajes me fascinaron. Newland, por su mentalidad y su deseo de progresar; madame Olenska, por luchar contra los convencionalismos y desear ser libre; May, que no es que me gustase como tal, pero es un personaje muy bien perfilado como joven chapada a la educación tradicional que recibió. Sin embargo, lo que realmente hace esta novela especial es el tono


La capacidad para describir qué y cómo se siente cada quien, por qué piensan de un modo determinado, la inocencia y la ignorancia de la sociedad, las apariencias, etc., todo ello está reflejado con mucha humanidad y con un inteligente punto crítico e irónico. Eso me hizo pensar en la frustración que conllevaba toda esa parafernalia del matrimonio y del buen hacer que te impedía elegir tu destino, que te obligaba a ser quien no eras, y sobre todo a sentir lo que no sentías. 
Si esta novela ganó un Pulitzer en 1921, es porque sin duda lo merecía.

Ya para terminar (esta entrada me está quedando un poco larga demás), mencionar que, como suele ocurrir, existe una versión cinematográfica de 1993 protagonizada  por Daniel Day-Lewis y Michelle Pfeiffer, y que dirigió Martin Scorsese. Es muy similar a la obra y en rasgos generales me gustó, aunque, como es lógico, no se desarrolla de la misma forma la historia de amor (eso de que una imagen vale más que mil palabras a veces es discutible), por lo que mi recomendación es leer primero el libro, y después echar un vistazo a la película. 

CONVERSATION

5 comentarios:

  1. La peli no la conocía pero el libro si, lo leí como hace 7 años ya...lo vi como oferta en el kiosko con una edición rosa monísima (y baratísima) y me hice con el. Y por suerte ya lo leí en su día y guardo muy buen recuerdo.
    UN beso!

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo apuntado pues leí "Las hermanas Bunner" de la misma autora y me gustó mucho.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Es muy bueno! Como dices, es estupendo tanto por la historia de amor como por la crítica social. Hace poco me leí un libro de cuentos de la autora y también me gustó mucho. Definitivamente cuando me vuelva a encontrar con uno de Edith Wharton me lo llevo sin pensarlo dos veces.
    saludos,
    Nyte

    ResponderEliminar
  4. La peli la ví hace años y tiene la culpa de que aún no me haya animado con el libro. Pero tengo que leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Me pasa como a Margari, que vi la película hace tiempo, y me gustó lo suficiente como para (curiosamente) no decidirme a ir por el libro, quizás porque las imágenes de la película perduran mucho tiempo.

    Pero nunca he descartado leer el libro, así que vuelvo a "activar" el interés gracias a tu reseña.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com