Curiosidades: las dos Marías de Santiago de Compostela

Es curioso cómo muchas veces desconocemos el porqué de las cosas más cotidianas de nuestra vida. Otras veces, también nos mostramos bastante ignorantes con respecto a la historia de monumentos, ciudades y leyendas que se han convertido en un emblema cultural.
En mi caso, la preciosa ciudad donde estudio, Santiago de Compostela, es conocida no solo por la lluvia, la Catedral y el peregrinaje, sino también por dos peculiares estatuas situadas en el parque de la Alameda, conocidas por todos como las Marías. Ahora bien, si preguntas a estudiantes o a personas "de mediana edad", posiblemente no sepan responderte quiénes son esas mujeres y por qué están ahí. 
La verdad, yo me encontraba en la inopia con respecto a la respuesta, pero por una de las casualidades a las que te lleva internet, descubrí una explicación que me impresionó bastante.


Y es que las Marías fueron dos mujeres que existieron en la realidad, cuya historia está marcada por el dramatismo de la Guerra civil española y la locura. Maruxa y Coralia Fandiño pertenecían a una familia de once hermanos, algunos de los cuales eran partidarios del anarquismo. En el año 1936, con la represión franquista, los hermanos huyeron de la ciudad, mientras que Maruxa y Coralia fueron el blanco de sus perseguidores
Violación, humillaciones y vejaciones son palabras supuestas de un testimonio que no se ha dejado como tal, pero que muchos creen posible. De este modo, se explicaría la conducta excéntrica de las dos hermanas cuando, en décadas venideras, salían ambas a pasear por las calles de Santiago con coloridos atuendos y maquillaje, llamando la atención de los jóvenes estudiantes para flirtear como una reacción al sufrimiento y la opresión de la época.
¿Qué hay de verdad y qué hay de mentira en todo esto? Nadie lo sabe con absoluta certeza. Aún así, mi consciencia y mi curiosidad ya están algo más calmadas. Como dice el refrán, "nunca te acostarás sin saber algo más", y esta vez me he topado con algo inesperado, crudo y sorprendente al mismo tiempo. Desde luego, a partir de ahora miraré a las dos Marías con nuevos (y conocedores) ojos. 

Fuente: wikipedia

CONVERSATION

6 comentarios:

  1. Madre mía, vaya historia.

    Desde luego, hay rincones de las ciudades que evocan, y mucho.

    ResponderEliminar
  2. Las ciudades ocultan tantos secretos... hay tantas historias que se perderían para siempre si no fuera porque a alguien se le ocurrió dejar testimonio de ellas en un edificio, una estatua o el nombre de una calle...
    Un gran saludo desde Santiago, pero de Chile!

    ResponderEliminar
  3. Curiosa historias. Supongo que, efectivamente, en todas las ciudades habrá historias así, pero no se han conservado, porque preferimos olvidar a recordar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Vaya historia, muchas gracias por traérnosla.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¿y esto por qué no tiene el logotipo para compartirlo en el facebook?
    me ha parecido una historia super curiosa la de las dos Marías

    ResponderEliminar
  6. Estuve 6 años viviendo en Santiago y aún ahora me entero ahora de la historia de las dos Marías! Tienes razón, nunca te acostarás sin saber algo más :)

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com