Qué bello leer y qué bonito escribir

(Reseña especial para dos libros especiales: Los amores de un bibliómano (1896) de Eugene Field y Escribir es un tic (1994) de Francesco Piccolo).

Los lectores somos soñadores empedernidos (lo que sea que eso signifique) e incansables, con una ilusión inagotable y una capacidad de disfrute incontenible. Leer es algo más que una pasión. Es una enfermedad cuyo postración nos hace felices y cuyos males nos hacen bien. No hay límite para nosotros, que siempre queremos más, mucho más, y viajamos hasta el rincón más lejano y recóndito si hace falta para curar nuestra “dolencia”.

¿Y qué hay de aquellos a los que nos gusta escribir? Si leer es un sueño, escribir lo es todavía más. Soñamos despiertos, dormidos, sentados o de pie, en la calle o en el trabajo, viviendo esas historias que nos creemos y nos creamos en nuestras mentes.

Nuestras cabezas son hervideros poblados por seres imaginarios y mundos paralelos que reivindican su necesidad de salir a la luz, de darse a conocer. 
Nos ilusionamos, en resumidas cuentas, por algo tan nimio como las palabras. Ellas nos gobiernan, nosotros las amamos como súbditos fieles y abnegados, nos damos totalmente a ellas.
Cualquiera pensaría que a nosotros, los que amamos la lectura y la escritura, estamos completamente locos. Y nos les faltaría razón.

Para aquellos seres chiflados por los libros y para aquellos depravados de la escritura, tengo estas dos pequeñas dosis de felicidad. No son gran cosa, por supuesto, pero todos sabemos que, cuando de palabras se trata, lo poco nos hace extrañamente conformistas.

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. No conocía ni uno ni otro libro... Así que me llevo los dos bien apuntados, que tienen pinta no... pintaza!
    Besotes!!! Y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
  2. Ya había leído alguna reseña más y lo tenía anotado!!

    Felices fiestas!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa entrada :)
    Felices fiestas, un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué maravilloso es leer! (que para escribir no tengo el don). Me ha permitido conocer personas que de otra forma jamás habría llegado a encontrar.
    Espero que hayas pasado una muy feliz Navidad :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. No sé cómo serán los libros, pero tu entrada te ha quedado preciosa.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!
    Me paso por aquí para desearte feliz año!!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Me suelen gustar este tipo de libros, que reflexionan acerca de la lectura y la escritura. Yo leí dos de Jaume Cabré:
    - El sentit de la ficció
    - La matèria de l'esperit.
    Ambos son en catalán, no sé si estarán traducidos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Es peligroso leer. Mira lo que le pasó a Alonso Quijano: Se le atrofió el cerebro y se convirtió en Don Quijote...

    /Ricardo

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com