Cómo poner verde un libro: La masai blanca

No pretendo hacer de Grinch, lo juro. Sé que estamos en épocas festivas y que en teoría hay que desear paz, amor y prosperidad al prójimo, pero sabemos todos que la palabrería vana se nos da demasiado bien durante este período del año.
De hecho, yo soy de las opina que es mejor soltar esa mala leche que se nos puede acumular, para así recibir la Navidad con mejor cara. Y yo, en este caso, lo único que pretendo es poner verde un libro, ya que llevaba mucho tiempo sin hacerlo, y porque sabemos todos que rajar (criticar) es una necesidad humana que, en pequeñas dosis, resulta relajante y beneficiosa. 
Eso sí: no hago esta reseña sin justificación. Se puede decir que La masai blanca se lo ha buscado. Y mira que intenté dejar atrás mis prejuicios contra los bestsellers, pero a las pocas páginas, me reafirmé en mi pensamiento de que gran parte de los grandes éxitos del mercado literario siguen casi siempre la misma fórmula: argumento lineal, simpleza de estructura y en general baja calidad literaria, sobre todo en el desarrollo de los personajes.

De este modo, lo único que tiene de "especial" esta historia es que está basada en hechos reales -premisa que ya asegura unas cuantas ventas, incluso cuando dichos hechos pueden contener solo una pizquita de verdad-. Corinne Hoffman, la autora y protagonista, hizo un viaje a Mombasa en los 80 que le cambiaría la vida para siempre. En una de las excursiones que realiza, ella y su novio tienen la oportunidad de ver una tribu masai. Ambos se ven impresionados por esas alargadas figuras de piel negra y brillante, pero entre ellos, Corinne queda fascinada por Lketinga. Esos ojos oscuros y ese halo de misterio que envuelve a tan impresionante hombre serán el comienzo de lo que, según prometen, es una apasionante historia de amor más allá de las fronteras. 

Hay varias cosas que me chirrían de la novela, más allá de los predecibles tópicos que nos encontraremos ya con solo leer la frase anterior. En primer lugar, me sacaban de quicio los impulsos y la ingenuidad con la que actuaba Corinne. Abandonar toda su vida en Suiza sin pensar en las consecuencias de trasladarse a vivir con una tribu demuestra que sí, el amor a veces nos vuelve incautos y bastante estúpidos. Vamos a ver, yo entiendo que todos hacemos tonterías cuando estamos enamorados -a fin de cuentas, el amor es en cierto modo un estado de atontamiento-, eso es innegable. Más aún, puede que empatice hasta cierto punto con Corinne porque yo misma tuve una pareja procedente de un país muy diferente, pero, que me perdonen, nuestra protagonista se fuma un porro del amor demasiado grande. A ella no le importan las enfermedades, las costumbres ancestrales patriarcales, la inaccesibilidad del entorno, los animales salvajes merodeadores... No es que las distancias culturales y sociales sean muy grandes, sino que son insalvables, hecho que ella en ningún momento se plantea. ¿En serio no se veía venir que su historia estaba predestinada al más rotundo fracaso? 


En sí, lo que me fastidia es esa idea tan recurrida en este tipo de literatura sobre la fuerza indestructible del amor, que todo lo puede. Sacrificar absolutamente todo (país, costumbres, cultura, familia, amigos, estilo de vida, gustos personales) y de manera tan radical por la persona amada es, en mi opinión, un acto de suprema idiotez que en las obras de Shakespeare queda espectacular, pero que al trasladarse a la vida moderna semeja bastante absurdo. Corinne me hizo recordar a esos personajes femeninos simplones y estereotipados con horchata en las venas como Bella de Crepúsculo o Anastasia de 50 sombras de Grey, que, ohhh, están dispuestas a todo con tal de estar en brazos de sus hombres, no importa si estos son chupasangres paliduchos, sadomasoquistas azotadores-controladores, reggaetoneros machiruleros o pertenecen a los mundos de Yupi.

Sin embargo, es posible que algunos de estos aspectos los hubiese perdonado, si no fuese por la absoluta falta de chicha de la autora, puesto que cuenta todo a base de frases cortas y puntos y seguido con una monotonía que resulta desesperante. No consigues empatizar en absoluto con la protagonista porque el arrebato con el que supuestamente debería estar narrada la historia de su gran amor por un masai tienes que imaginarla tú. Vamos a ver, si a fin de cuentas se trata de una novela romántica, coño, dame magia, acción, sexo desenfrenado y todas esas cosas bonitas que me prometías en la sinopsis para hacerme cerrar el libro con la maravillosa milonga de que el amor todo lo puede, que es lo que una espera. En cambio, La masai blanca carece completamente de pasión narrativa y argumental, de personajes bien perfilados, de adornos descriptivos, convirtiéndose así en una lectura decepcionante que no provoca otra sensación más que el adormecimiento.

En suma, esta para mí ha sido una novela para olvidar, que además está totalmente sobrevalorada, como tantos otros bestsellers. Así que si estás buscando un libro para regalar estas navidades, te recomiendo que, si por casualidad te topas con este, lo dejes pasar de largo. A no ser que no aprecies mucho al destinatario del presente en cuestión... 
Dicho esto, os deseo muy felices fiestas, queridos lectores. Llenaros de literatura, pero, por favor, que sea de la buena.

Publicado el 21/21/2017


CONVERSATION

39 comentarios:

  1. ¡¡¡¡Hola!!!!
    No lo he leído pero pienso igual que tú. Ya veo difícil que uno renuncie a tanto cuando las diferencias son tan enormes, pero bueno, lo aceptamos si nos lo narran como deben y sentimos la pasión en cada página.
    A mí me pasó algo así con Palmeras en la nieve y se me hizo horrible.
    Besos y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la primera vez que me comentan lo de Palmeras en la nieve. Pues nada, Marigem, no hay que perder el tiempo con un libro si este se nos hace demasiado insufrible.
      Un besazo.

      Eliminar
  2. No lo he leído, pero si no te ha gustado estás en tu derecho de decirlo bien claro. Lo has puesto verde y te has quedado bien a gusto, pues ea!
    Besitos y gracias por tu sinceridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, nada como desahogarse cuando un libro nos resulta tan decepcionante.
      Un abrazote.

      Eliminar
  3. Hola Mrs, hay tantos libros, tantos escritores sobrevalorados....que hacer una lista de ellos sería inacabable.....de hecho hay tan poco que merezca la pena...
    Gracias, pasa buena tarde, besos reales..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucho que merece la pena, pero no tiene tanta publicidad como la mala literatura, por desgracia.
      Gracias a ti, Vito.
      Besos.

      Eliminar
  4. Decir las cosas claras sobre un libro está muy bien. Porque todo lo que leemos, no nos puede gustar.

    Un abrazo y feliz navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, qué bien se queda uno al despotricar.
      Un fuerte abrazo y felices fiestas.

      Eliminar
  5. Gracias por el aviso, yo venia a dejarte un abrazo pre navideño.

    ResponderEliminar
  6. ¿Y la has terminado? Hay libros que no son ni para pasar de la página diez. Empecé las cincuenta sombras de Grey y llegué a la página cincuenta, Una por sombra, ja, ja. Decidí abandonarlo definitivamente viajando en avión. Ni para entretenerme en un viaje me sirvió. Me estaba aburriendo tanto, que preferí dejarlo. Hace ya unos cuantos años de eso. este año ha leído libros muy buenos y tan solo abandoné uno, otro bestseller con muy buenas opiniones: "El baile de las luciérnagas". No pude soportarlo.
    Un beso, guapa. Y siento tu chasco con este libro que me apresuro a apuntar... para descartarlo si se cruza en mi camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente cuando un libro se me hace imposible de leer, lo dejo. La ventaja de esta historia es que por lo menos no era muy larga. Además, como quería fundamentar bien la crítica, pensé que lo mejor era conocer el final y ya después rajar a gusto jajaja.
      Las decepciones literarias son inevitables, nos guste o no.
      Besotes, Rosa.

      Eliminar
  7. ¡Hola, Sofía!

    No conocía esta novela, pero después de leer tu reseña no creo que lo haga. Se ve muy anodina...

    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene absolutamente nada de especial, Laura. Y si te digo la vedad, conociendo tus buenos gustos literarios, dudo muchísimo que te gustase jeje
      Un besazo, guapísima.

      Eliminar
  8. Me encantó tu desahogo, me pasa lo mismo con un libro que pienso me va a gustar y luego sobreviene la decepción más absoluta, con la diferencia de que no lo termino.
    Un abrazo enorme, hermosa, muchas felicidades para estas fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo este lo terminé porque afortunadamente no era muy largo. Llega a tener unas 20 páginas más, y lo descarto sin pensármelo dos veces.
      Felices fiestas Mirella, espero que todo esté bien.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. Te habrás quedado a gusto, Sofía, jajaja.
    Estoy contigo en que un buen desahogo a tiempo resulta muy relajante y así apartas, de un plumazo, todo estorbo para poder disfrutar de algo mejor que se acerca.
    Hace algún tiempo que dejé de creer en los best sellers a ciegas, es decir que porque un libro sea el más vendido (o el más publicitado) no significa que sea bueno. Con el cine pasa más de lo mismo. Y eso de "basado/a en una historia real" es el anzuelo para hacer picar a los ingenuos. Yo mismo he picado en más de una ocasión. Parece como si ello, por si mismo, ya garantizara la calidad de una historia escrita o plasmada en la gran pantalla. Una falacia como otra cualquiera.
    En cuanto al tema de esta novela autobiográfica, entiendo, a pesar de que a mi edad pesan más los desengaños amorosos y la cruda realidad, que por amor se hagan cosas alocadas e incluso irracionales. Hay personas muy impulsivas. Al igual que hay héroes que hacen lo que hacen por inconsciencia e insensatez, a diferencia de los -para mí- verdaderos héroes, esos que, conociendo el gran peligro que corren, lo asumen conscientemente en pro de los demás, dando incluso su vida para salvar la de otros, pues en el amor hay gente tan alocada que más que moverse por una verdadera entrega hacia la persona amada, se lía la manta a la cabeza sin calibrar sus verdaderos sentimientos y las repercusiones de sus actos. Más que amor es simple locura. Pero, ya se sabe, el arrebato amoroso afecta mucho más a los locos que a los cuerdos, jeje.
    Pensaré en alguien, a quien quiera fastidiar, para regalarle este libro, jajaja.
    Un abrazo y que pases unas felices y, si es posible, amorosas fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también entiendo que se cometan locuras por amor, como comentaba en la reseña. Creo que hay muchas formas de ser héroes, y no sé si dar toda tu vida por amor se puede entender como un acto de valentía o de completa idiotez. Supongo que la línea entre una cosa y la otra es muy fina.
      De todas formas, el gran problema de esta novela no es tanto que la protagonista haga o deje de hacer esto o aquello por su amado, sino la falta de calidad y de salero de su historia.
      Otro abrazo para ti Jospeh, y te deseo exactamente lo mismo. Yo, con un poco de suerte, algo de amor sí que voy a recibir :D

      Eliminar
  10. Que mal encontrarse con una lectura asi. Es verdad que muchas veces leemos libros en los que pensamos ?Como puede ser la protagonista tan tonta? Pero luego descubrimos que hay casos en la realidad que lo respaldan - y no se si me frusta aun mas, jeje.
    Felices fiestas a ti tambien y que mejoren las lecturas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces uno es incapaz de entender por qué los otros actúan como actúan. Pero, como dice mi abuela, allá cada quien...
      Gracias e igualmente, Ali!

      Eliminar
  11. Yo llevo ya tiempo leyendo para disfrutar, esto es, que si a medida que paso las páginas me puede el hastío, lo abandono. No tengo tiempo ni ganas de lecturas que no me dicen nada, de un simplismo atroz y eso que no te niego que de vez en cuando alguna se me cuela. Todo un mérito que hayas terminado este libro Sofía. ¿Puede ser que haya versión cinematográfica?...

    Felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Mer, creo que hicieron una película un tiempo después de la publicación del libro. Yo también suelo abandonar el barco cuando el asunto no me convence, pero en este caso la brevedad de la historia me incitó a terminarlo, a ver si al final se arreglaba la cosa... Pero ya ves cómo fue jaja
      Besotes.

      Eliminar
  12. Cuando algo está basado en hechos reales puede que lo real sea algo demasiado pequeño, pero además está esa función de gancho para atraer ingenuos. Pero mira que te has desahogado y bien, da gusto leer tus quejas. De lo que me he quedado con la duda es de si las fiestas navideñas te gustan o no, a mí me gustan bastante.
    Ahhh, por cierto, yo ahora estoy con esa insoportable levedad y me está gustando bastante :)

    Te mando un gran abrazo querida Sofía. Me ha dado mucho gusto haberte encontrado este año. Te deseo lo mejor y las mejores fiestas con los tuyos. Un besazo como dicen ustedes (aunque no sé si tú lo dirás :P)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gilo, a mí las navidades me gustan, y ahora que trabajo con niños, parece que me contagian su ilusión :D
      Cuando termines con esa levedad ya me contarás cuál es tu impresión final, pero ya sabes que cada lector puede tener una idea muy diferente de un mismo libro.
      Yo también me alegro un montón de habernos encontrado, Gilo. Así que espero de todo corazón que este 2018 sigamos compartiendo momentos bloggeros.
      Y sí, yo también digo besazo y como tal te mando uno hasta México :)

      Eliminar
  13. Gracias por la opinión tan sincera y es que es cierto que a veces hay argumentos que mientras los vas leyendo te vas poniendo de los nervios y te gustaría dar un par de collejas a los protagonistas para que despierten.

    Apuntado para no leerlo.

    Besos y felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es exactamente lo que me ha ocurrido, Conxita. No hay que perder el tiempo con lecturas de este estilo.
      Un fuerte abrazo y felices fiestas.

      Eliminar
  14. Felices fiestas Sofía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. que mala sensacion es esa p.d: Que esta noche, las estrellas crucen vuestro corazón y la felicidad irrumpa como una melodía salvaje para que el resto del año estéis pletóricos de alegrías.

    FELIZ NAVIDAD y FELIZ AÑO
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aniña, felices fiestas y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Sofía!! El libro no lo he leído pero vamos, tampoco lo haré porque tus argumentos coinciden con mi forma de pensar. Por dioooosssss, que hay mujeres enamoradas de Grey y del vampiro de crepúsculo!! Yo no entiendo nada, son maltratadores y controladores, como tu dices. Y ellas personajes planos sin personalidad ni capaces de destacar en nada que lo único que hacen es enamorarse. A mí también me pone de mala leche todas estas historias. El amor debe ser algo recíproco y basado en el respeto mutuo. Y si no sale bien, pues a otra cosa, que hay muchas personas afines en el mundo. Yo no creo que algo que me hace sacrificar mi vida entera vaya a ser bueno para mí.
    En fin, que te entiendo, porque comparto tu idea.
    Un besote guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo, María.
      En fin, menos mal que existen otros tantos libros que ofrecen personajes más profundos e historias mucho más trabajadas, en todos los sentidos.
      Un besazo guapísima.

      Eliminar
  17. Amén. No puedo estar más de acuerdo contigo en todo lo que dices en esta estupenda entrada. Yo también estoy un poco harta de las falsas expectativas que nos dan muchas críticas con respecto a novelas que no valen ni el papel en el que están impresas.
    Este año que termina me pasó con una novela, "El baile de las luciérnagas", todo el mundo lo ponía por las nubes en sus blogs y a mí me pareció una auténtica porquería. En fin... es lo que tiene este mundo de intereses. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, mientras más expectativas y buenas críticas tiene un súper ventas, más hay que desconfiar. No he leído esa novela, pero tampoco me llama demasiado la atención...
      Muchas gracias por pasarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. A veces la culpa es de los blogs que, no sé por qué oscuras razones, se dedican a hacer estupendas críticas de libros que no se lo merecen. Eso me decepciona un poco. He dejado de seguir algunos blogs por ese motivo. Besos.

      Eliminar
  18. No conocía la novela, pero despues de tu reseña dudo que lo haga.
    Súper sorteo de navidad en el blog!!
    Besicos!!

    ResponderEliminar
  19. Ja, ja, ja... Desde luego, si por algo ha merecido la pena esta novela es por la crítica que has redactado. Me ha encantado eso de fumarse un porro de amor.
    La verdad es que esta novela hubiera sido muy raro que la hubiera comprado. Nunca leo novelas basadas en hechos reales, es algo que no me atrae en absoluto y, en general, es un tipo de historia que no ha aportado nada a la Literatura, salvo contadas excepciones como A sangre fría.
    Aprovecho para desearte una muy feliz entrada de año y muchas lecturas mejores que esta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. El libro entonces tiene que ser decididamente malo, un desastre total, para que no lo salve ni siquiera el amor y empaticemos por último por ese lado.

    Me acordé de la canción "No se puede vivir del amor", de Andrés Calamaro.

    Saludos fiesteros, Sofía.

    ResponderEliminar
  21. Hola Sofía, guapa.
    Pues gracias por la no recomendación, como confío en tu criterio tiempo que me ahorras. Soy de las que he aprendid a si un libro no me gusta dejarlo inmediatamente y sin ningún tipo de remordimiento.
    Te deseo querida compañera un estupendo 2018, y que nos sigas regalando tus estupendas reseñas que tanto me gustan.
    Doce besos Sofía.

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com