Batman: La broma asesina

Aquí estamos con el 2º cómic que leo en mi corta y poco experimentada vida. Si ya hablé en una ocasión del prejuicio que tenía (un prejuicio del que aún quedan vestigios, para qué engañarnos) con este tipo de lectura, debo decir que ante los cómics de superhéroes me mostraba aún más reticente. 
La temática de hombres disfrazados con trajes ajustados, máscaras y capas, que además tenían superpoderes como volar y que eran capaces de aparecer siempre en el momento justo para combatir el mal, pues no me llamaba especialmente la atención. 
Hasta que cierto día mi querido novio (al que le mando un beso mu grande) comenzó a darme laaargas charlas y explicaciones sobre los cómics y videojuegos,  y para demostrarme lo infundado de mis prejuicios, me instó a probar al menos "un ejemplar" de cada uno de ellos. La verdad, en ambos casos quedé bastante satisfecha y sí, el chico consiguió abrirme un poco los ojos y hacerme ver que mi recelo con esta clase de entretenimiento no tenía justificación. Pero eh, que todavía no cante victoria, que soy una persona muy cabezota y orgullosa; además, ahora me toca a mí acabar con sus prejuicios contra ciertos libros/autores/estilos literarios, que también los tiene ;).
Así que en fin, esta es la primera vez que leo un cómic de superhéroes. El susodicho me recomendó La broma asesina, y dejo clara mi opinión desde el principio: me gustó más de lo que esperaba. 
Antes de pasar a comentar la historia, quiero pedir perdón por adelantado porque seguramente cometa algún que otro error, ya que no soy nada más que una amateur del cómic, por así decirlo. Por tanto, si hay algún experto en la materia le pido un poco de comprensión e indulgencia para con mis fallos, y si quiere aportar alguna sugerencia o corrección, serán bien recibidas. Dicho esto, vamos a lo que vamos.


Batman es un personaje con décadas de historia, y aunque su(s) autor(es) hayan fallecido ya, el superheroe que engendraron dio para muchas secuelas tanto en cómics como películas y hasta videojuegos (¿no?).
La broma asesina se publicó en el año 1988 de la mano de Alan Moore (mi novio te quiere a ti más que a mí, baby), escritor de cómics -sí, sé que no suena muy bien- de gran importancia dentro de este mundillo; y Brian Bolland, dibujante de la historia.
Esta historieta se centra principalmente en los orígenes del Joker. En un principio, es un hombre que decide hacerse comediante y abandonar la planta de tratamientos químicos en la que trabaja. Sin embargo, no recibe el éxito que esperaba y ahora se ve en serios apuros para mantener a su esposa y su futuro hijo. En el cómic no lo especifican muy bien, pero supongo que a causa de sus problemas económicos accede a ayudar a dos ladrones a entrar en la planta, pero los tres son sorprendidos allí por la policía. Por supuesto, en este momento hace su aparición estelar Batman (cómo no jeje) e intenta ir tras él, pero al ver que no tiene escapatoria, se tira a un barril lleno de alguna extraña sustancia química, y al salir, se ve transformado en un hombre con el rostro -la sonrisa sobre todo-, el cabello y la piel monstruosamente modificados. Ahora además su personalidad también sufre una mutación, y su vena de comediante le hace sentir un extraño placer por reír ante el sufrimiento ajeno.
En mi opinión, el Joker es un personaje realmente espeluznante, y siento decirlo, pero creo que sin él la historia de Batman no valdría lo mismo. Sé que no he leído nada de este superheroe, pero esta ha sido mi sensación al terminar de leer La broma asesina. Dios, es que el Joker consiguió ponerme los pelos de punta y provocarme algún que otro escalofrío. Por no hablar de sus diálogos y de sus reflexiones sobre la injusticia del mundo, que él toma como justificante para hacer el mal. Y en fin, ya os podréis imaginar mi reacción cuando muestra a Gordon las fotos de su hija desnuda y ensangrentada, a quien disparó y provocó una parálisis de por vida. Ante todo, un chiste macabro y de muy, muy mal gusto.


A ver, por supuesto estoy del lado del bien; sí, sabemos todos que Batman es quien vence y que así es como debería ser siempre en el mundo real, pero qué os puedo decir, ese personaje tan cruel y retorcido me parece en cierta forma más acorde con la vida real, me hace pensar en cualquier criminal o asesino que anda suelto por ahí, con una mente tan enferma y vil como la del Joker.
Otro aspecto interesante del cómic es el mensaje sobre el bien y el mal y por qué los personajes actúan según el uno o el otro, y la fragilidad humana ante la locura. Como resultado, tenemos una historia con elementos ficticios que se hace verosímil añadiéndole elementos realistas. ¿Cuáles son los ficticios? Un hombre que sobrevive a una caída en un barril de sustancias químicas (cuyas únicas secuelas son una sonrisa exagerada y la coloración de su pelo), una cueva y un automóvil que combinan con el aspecto de Batman (todo tiene orejas de murciélago), un hombre de increíble fuerza física y mental que aparece siempre en el momento oportuno, etc. Y los realistas: el sufrimiento y la demencia humana que determinan las formas de actuar (el Joker y Batman actúan según lo que les ha tocado vivir), las atrocidades que puede cometer "una persona", el deseo de hacer el bien, ayudar y ser conciliador (Batman ofrece desde el comienzo al Joker acabar con sus conflictos antes de que terminen matándose el uno al otro), etc.

En resumen y para no explayarme más, diré que, en efecto, La broma asesina me ha parecido una buena opción y que tiene muchos puntos de interés, tanto por la trama, los personajes ah, y los dibujos, que me parecen francamente increíbles. No es que vaya a hacerme una fanática de los cómics como mi novio, pero bueno, me ha servido para cambiar mi opinión sobre Batman y compañía y dar oportunidad a otro tipo de lectura. No obstante, hay dos cosas que quiero aclarar: 1) sigo prefiriendo los libros y sus historias, y 2) todo lo que escribo aquí está plasmado con toda la sinceridad del mundo y basándome en mi propia subjetividad, sin intención de quedar bien ni complacer a nadie. Dicho lo cual, solo me queda animar a quien esté en una situación parecida (o no), a que lea el cómic y me de su opinión, y lo mismo digo a quien ya lo haya leído. :)

CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Lo realmente bueno empieza en la segunda página:
    http://www.tebeosfera.com/1/Obra/Tebeo/Zinco/BromaAsesina.htm

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho leer cómics, y aunque Batman no es mi superhéroe favorito, tengo que decir que Año Uno y Largo Halloween me encantaron, este lo tengo en pendientes.

    ResponderEliminar
  3. Yo ya te digo que no soy una amante de los cómics, pero reconozco que hay muchos que valen la pena. Y Largo Halloween me lo han recomendado, aunque creo que mi pareja no descansará hasta que me lea Watchmen jajajaja

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com