Federico Moccia y sus pseudonovelas románticas


Si hay un nombre que realmente tengo cruzado, ése es el de este "escritor" italiano. Sí, lo pongo entre comillas porque de escritor no tiene nada. Cualquier redacción de un niño de primaria sobre "Qué hice en mis vacaciones de verano" resultaría mucho más madura e interesante que lo que escribe este hombre. 
Comencé a leer a Moccia por el año 2008, cuando contaba yo con 14 años de edad. La primera novela que me llamó la atención fue Perdona si te llamo amor, la historia de una joven de 17 años que se enamora de un hombre de, si no recuerdo mal, 37. Podría haberle sacado partido a un argumento bastante prometedor y que, en mi opinión, resultaba llamativo. No es la primera vez que se relata el romance entre una adolescente y un hombre ya adulto y crecido, pero cuando leí la contraportada, a esa edad, pensé que sería una novela que me sorprendería y me dejaría tal vez marcada. Me río por mi ingenuidad, y por la grandísima estupidez de Moccia.

Para empezar, no pude soportar su forma de escribir. Se ve que el hombre hace esfuerzos por parecer poético y profundo, pero lo único que consigue son frases pastelosas que hasta parecen mal construidas. Pone letras de canciones de relleno, describe tonterías, se para en detalles sin importancia, hace referencias a películas para parecer más culto...
Y bueno, de historia de amor tiene más bien poco. En realidad es la historia de un tío al que cierto día lo deja su novia, anda deprimido, solo y con la testosterona reventando sus pelotas (tenía que decirlo), que cierto día se encuentra a una adolescente un poco descerebrada, guapa, divertida y vital, un recuerdo de su juventud (sí, esa es la excusa que da la narración, el tío estaba ya desesperado por tener sexo y la niña le cayó como agua de mayo). Y empiezan a salir. A partir de entonces no ocurre nada mendianamente interesante, Moccia introduce escenas de sexo para captar la atención y nada más.
Bueno, sí, a continuación empieza la parte más absurda y surrealista del libro. Las amigas de la chica quedan cierto día con los amigos del tío, en una súperquedada con tintes machistas y pederastas. Sí, resulta que de pronto los compañeros de... no me quedé con el nombre del colega, se nota lo mucho que me gustó el libro (no, tampoco merece llamarse libro) son hombres que rebasan en su mayoría los 40, muchos de ellos ya casados, que empiezan a meter ficha a crías de 17. Recuerdo que con aquella parte me dieron ganas de lanzar el libro por la ventana. Patético. Moccia esconde su machismo tras esas "bonitas" frases que piropean a las nenas para dar a entender que las tías solo están buenas hasta los 24 o 25, y ya es mucho. Agg, repulsivo, y más todavía porque con esas gilipolleces pseudorrománticas consigue meterse en el bolsillo a las lectoras. Soy tía y lo cierto es que me avergüenzo y me cabreo cada vez que oigo a chicas decir cosas como <<Perdona si te llamo amor es un libro precioso>> o <<Me encanta Federico Moccia, es mi autor favorito>>. Juro que me hierve la sangre. A los tíos se les encandila fácilmente con tetas y culos, y a las tías con ñoñerías y cursiladas, y tanto una cosa como la otra me parecen igual de estúpidas.

Perdona pero tus libros son una bazofia

Pero las aventuras de Moccia aún no han terminado. Leí el libro entero pero no me quedaron ganas de pasar a la segunda parte, que creo que se titula Perdona pero quiero casarme contigo. El título ya sugiere grandes dosis de gilipollez y se ve que mete el matrimonio para dar un poco de credibilidad y madurez a su historia, a ver si cuela.
El caso es que al año siguiente, en 2009 y con 15 años ya cumplidos, decidí darle una segunda, qué digo tercera oportunidad al italiano leyendo A tres metros sobre el cielo y su segunda parte, Tengo ganas de ti. ¿Que si me gustaron? Son un montón de basura igual que la anterior.
Ésta vez los protagonistas son dos adolescentes (ya no hay viejos verdes, pero sigue latente su machismo): por un lado, tenemos a la niña bien, pijita, adinerada, descerebrada también (Moccia no es capaz de crear personajes femeninos inteligentes... bueno, ni masculinos ni femeninos, vaya) y al cani de barrio que se pasa el día fumando y bebiendo con sus colegas a la par que superando los límites de velocidad con su super moto. Su encuentro es fantástico: un día mientras llevan al cole a la chica en coche, sus miradas se cruzan cuando el semáforo cambia y pasa Step (el cani) con su moto. No recuerdo muy bien si a continuación el chico era arrollado por el coche y la chica se bajaba para socorrerlo, y él imaginaba que era un ángel. Puede que me equivoque, pero no sería una escena rara de sus novelas.
El caso es que este par de adolescentes empieza a salir a pesar de los prejuicios de ella por no ser un niño pijo, pero al final la hombría, la rudeza y la macarrería de Step conquistan el corazón de nuestra protagonista, ah, y sus paseos en moto, me olvidaba. Y así transcurre la historia, entre sexo, fiestas, carreras de motos, etc. Pero a Moccia se le ve el plumero en los últimos capítulos. Se nota que, de pronto, se da cuenta de que su libro no da para más, así que empieza a escribir de forma confusa, frases a veces incoherentes que te hacen perder el hilo, y pasas las páginas descubriendo que de un día para otro nuestros enamorados rompen, por un motivo que no está muy claro (no se le ocurrió ninguna buena idea para la ruptura, ¿para qué hacer las cosas bien pudiendo hacerlas mal y rápido?).
Pero no, al parecer la limitada imaginación de Moccia aún da para algo más; hay que sacar jugo a una historia que por algún misterioso fenómeno se está vendiendo como rosquillas, así que esta vez decide centrarse en el cani (se ve que siempre tuvo preferencias por su pequeñín) y aparece Tengo ganas de ti, cuyo argumento se puede resumir en pocas palabras: Cani triste aún piensa en su ex hasta que encuentra a chica guapa (cómo no); sexo, aparentar estar enamorado y ser un chico romántico, protegerla y defenderla... Hasta que aparece la manzana de la discordia: su ex ha vuelto para acostarse una última vez con él antes de casarse (oishh qué malota, la nena que se casa joven pero pone los cuernos a su marido, pero bueno se justifica porque el cani fue su primer amor), y es entonces la nueva novia de Step la que sufre un desengaño. Pero eh, tito Moccia lo tiene todo pensado: el cani le pone un grafiti súper cuqui con un mensaje romántico para que le perdone, ya que ella, fiel y hermosa, es la mujer de sus sueños. 
Siento que mi crítica sea un tanto sarcástica, pero es que francamente me molesta mucho que un hombre como éste esté teniendo éxito vendiendo y escribiendo libros que no tienen ningún mérito, cuando hay tanta gente por ahí con madera y buenas historias que las editoriales rechazan. Ya sé que es algo inevitable y que no solo pasa con Federico Moccia, pero no puedo evitar irritarme cuando veo en las librerías las portadas de sus libros, las aborrezco. 
Mucha gente pensará que lo que quiero es hacerme la dura o que estoy exagerando, que soy muy negativa o veo cosas donde no las hay, pero en fin aunque sea su opinión, no es así. He leído historias de amor e historias de adolescentes que realmente merecen la pena y tienen algo más que enseñar. En fin supongo que como todo boom, al final el fenómeno Moccia pasará a ser parte de un oscuro y lejano pasado, pero lo que sí es cierto es que ya nadie puede quitarle lo bailao con el éxito que consiguió (no a costa de su talento, está claro) y de la tajada que está sacando de ello. 


CONVERSATION

15 comentarios:

  1. http://1.bp.blogspot.com/-gBOoWjU3wDI/UFdS9Y-9_wI/AAAAAAAADCQ/q-psML1GNqU/s1600/slow-clap-gif.gif

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, es más me leí la segunda parte del bodrio de nikki y alex y es lo más patético que he leído en mi vida, una estupidez detrás de otra.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que hay gente que piensa como yo! Así es Virginia, no lo leí pero ya me imagino el estilo de ese "libro".
    Gracias por comentar, eres bienvenida y puedes hacerlo cuando quieras :)

    ResponderEliminar
  4. La puta basura sois vosotras al pensar asi de un escritor tan sumamente bueno como es este tio. Yo ya no tengo ni 15 ni 20 años pero os puedo asegurar k si con sus palabras ni una puñetera sola vez os habeis sentido identificadas es xk no teneis ni puta idea de lo que es el amor ni lo habeis conocido en vuestra vida. Siento ser tan como dices tu?? Ahh sii ¿?sarcastica¿? Pero me toca bastante la moral qe haya gente tan estupida como para no apreciar las palabras de este tio... cuando conozcais el amor d verdad os acordareis lo k os estoy diciendo! Y cuando sea en roma encima como el mio tmb jajajaj ABSURDASSSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de educación para el anterior comentario, por favor. Ese tipo tiene de gran escritor lo que un cani de inteligencia (nada). Se nota que a quien ha escrito la reseña le ha encantado lo que escribe este señor, jaja. (Ironía, evidentemente).

      Eliminar
  5. Para empezar, voy a obviar tu mala forma de escribir, por decirlo suave, a la vez que voy a ignorar también tus insultos. Dices que tienes más de 20 años (cosa que dudo mucho), pero aunque sea así, al menos mentales tienes unos 2 o 3, y soy generosa. ¿Que Moccia te parece buen escritor? Hombre, es tu opinión, pero si te soy sincera diciéndome eso me demuestras tu poco conocimiento en literatura, pero bueno, todos tenemos que leer cosas que estén al alcance de nuestras capacidades intelectuales, y para eso están hombres (que no escritores) como él, para que gente como tú los lea.
    Ah, y no te preocupes que yo ya estoy enamorada y vivo de maravilla con mi novio, sin necesidad de que ningún cani como Step me lo enseñe.
    Besitoss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa relación no podía acabar bien. Hay gente que, a pesar de estar muy enamorada, piensa que esos libros son basura.

      Eliminar
  6. Yo solo he leído Perdona si te llamo amor. Era un boom! y la compré unas navidades a mi novio. Pues eso, la leí, y esperaba algo... no sé, como mínimo muy romántico, aunque no fuese gran cosa más. Pero me quedé más fría... Desde entonces no he vuelto a leer nada suyo. No apetece.

    ResponderEliminar
  7. No apetece ni merece la pena Bettie, hay miles, miiiles de libros mejores en los que emplear tu tiempo, jeje

    ResponderEliminar
  8. Siento entrometerme pero tenía que comentar. Y es que no puedo estar más de acuerdo contigo. Es un escritor penoso y lo peor es su extremado machismo, creo recordar que en Perdona si te llamo amor (el único que leí y que leeré) incluso una chica recibía una paliza y a lo largo del libro esa acción no es condenada en ningún momento.
    En fin, asqueroso y vomitivo.
    Si quieren leer libros románticos hay un millón mejores donde el amor no se demuestra a base de hostias.

    ResponderEliminar
  9. No tienes que pedir perdón, puedes comentar, y más si consiste en criticar a Moccia jaja ;)

    ResponderEliminar
  10. Wow. Después de leer tu opinión sobre el magistral clásico Anna Karenina, me sorprendió ver entre tus críticas Perdona si te llamo amor. Por eso entré, a ver qué decías de un libro tan... pobre en todos los sentidos. Se lo regalé a mi hermana adolescente hace años porque me lo pidió y aunque ya por la portada y resumen me parecía basura, ella insistía, así que se lo compré. Y no pude evitar la curiosidad de leer las primeras páginas: PENOSO! Fíjate lo penoso que fue que ni siquiera mi hermana adolescente en aquella época logró terminar semejante bazofia, como bien dices. Es una pena que haya escritores tan pésimos con tanta fama. Pero es lo que triunfa hoy día lamentablemente. La gente está acostumbrada ver mucha basura en el cine y TV (pelis de acción malas, comedias románticas facilonas) y si leen, quieren algo similar, que no les haga pensar lo más mínimo, que sean escenas unas tras otras, y si contienen sexo y violencia, mucho mejor. Yo soy una apasionada de la literatura y escribo por mi cuenta pero me doy cuenta de que si quiero triunfar debo bajar mi calidad literaria, mis temas complejos y empezar a escribir ñoñerías. Y la verdad es que me niego. En fin, es un alivio que haya gente pensando como yo. Enhorabuena por tu blog. mariamikhailova.com

    ResponderEliminar
  11. Constanza, a mí también me gusta escribir, y antes que venderme a la literatura de consumo, prefiero no publicar, porque francamente no le veo el sentido a querer escribir solo para vender.
    Sin duda, es una pena que libros como estos arrasen.
    Gracias a ti por tu comentario, eres bienvenida! :)

    ResponderEliminar
  12. ¿Envidia? No entiendo porque hablas así de Moccia. Una cosa es dar tu opinión sobre sus libros y otra es insultarlo. Si no te gusta está bien, eres tú, pero mejor guardate los comentarios no cosntructivos. No le ayudan a nadie y Moccia no va adejar de escribir solo por tu "crítica". No es el mejor escritor pero estoy segura de que, por lo menos, te gustaría escribir como él.

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com