La familia de Pascual Duarte

Novela brutal, pero usando el adjetivo con dos matices. Brutal refiriéndome a la brutalidad de la historia, de los hechos que en ella se narran; y brutal en el sentido de que se sabe describir con gran maestría, pero a la vez con mucha sencillez, los acontecimientos que llevan a Pascual Duarte, el protagonista, a escribir sus memorias. 
Camilo José Cela es quien da vida a este personaje, y su novela, publicada en 1942, está inscrita dentro del tremendismo, una corriente literaria que muestra los aspectos cotidianos más desagradables y sórdidos de la vida. Así que, como es de esperar, La familia de Pascual Duarte no está llena precisamente de personajes agradables, paisajes idílicos y finales felices.

Pascual Duarte decide escribir sus memorias mientras se encuentra en la cárcel. No os diré a las claras qué crimen ha cometido, pero bueno, cualquier contraportada de la obra os lo desvelará. Tampoco os destriparé todas y cada una de sus desgracias, aunque sí os advertiré de algo: es una historia que hay que leer con sangre fría, por ese aspecto del tremendismo que os he comentado más arriba.
Es bastante difícil definir la personalidad del protagonista. Para mí, no se puede decir que sea bueno ni malo, porque en realidad no es ninguna de las dos cosas. Tiene un lado bondadoso, ya que es bastante frágil y humano, aunque el hecho de que esté en la cárcel nos da muestra al mismo tiempo de su maldad. En mi opinión, Pascual es en cierto modo víctima de la sociedad en la que le tocó vivir. No es un hombre sabio, ni culto, sino violento y simple, pero desde luego no se le puede culpar por ello. No obstante, como toda persona, debe responder ante la ley y la justicia.

¿Qué hay del resto de personajes y el ambiente de la trama? Pues son gente sencilla en un ambiente sencillo. La novela se basa en un entorno rural, y como es lógico, la mayoría son campesinos, trabajadores o párrocos (no olvidemos que la religión es un aspecto fundamental de la época y el contexto de los años 30). Algo que se muestra continuamente en esta historia es la muerte, pero la muerte provocada por causas de salud. Muchos personajes, la mayoría niños o bebés, fallecen por culpa de los escasos avances médicos y la falta de medios. La verdad es que esta parte del relato me hizo reflexionar para hacer una comparación con la actualidad, donde afortunadamente y "a pesar de los pesares" podemos gozar de buena salud sin que un simple resfriado represente una amenaza. 

Debo decir que no me esperaba que la obra me fuese a gustar. Iba a añadir la palabra "tanto", pero resulta que tenía metido en la cabeza que el libro de Cela incluso me repugnaría. ¿Que repugna? Sí. ¿Que la mayoría de vivencias de los protagonistas tienen que ver con la tragedia y la muerte? También. ¿Que si soy un poco rarita si me gustan este tipo de lecturas? Mmm creo que no. Creo que no porque en verdad es una muy buena novela, muy, muy próxima a la realidad y a la miseria humana.
Así que, sin enrollarme más, solo os puedo animar a leerla. 

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com