Siempre hemos vivido en el castillo


Me ha vuelto a ocurrir. Acabo de terminar Siempre hemos vivido en el castillo, de Shirley Jackson, y la primera pregunta que me ha venido a la mente es: ¿y ya está? Bueno, debo decir que este desenlace se veía venir desde el comienzo de la novela, porque ya desde entonces sentí que no conectaba. 


«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.»


Este es uno de esos libros que me llamaba mucho la atención no solo por las buenas críticas (que también) sino por la temática un tanto escabrosa en la que se centra. Sí, el título y esas palabras de bienvenida eran alicientes que me instaban a conocer qué extraños misterios se ocultarían en la decadente mansión de los Blackwood, pero en cambio me encontré con una protagonista de 18 años que habla en primera persona sobre tres temas principales a lo largo de toda la novela: la comida, su gato y su hermana mayor Constance.

Y yo pasaba y pasaba las páginas y me preguntaba dónde estaba el misterio, cuándo se explicaría ese hecho sórdido o esa sorprendente revelación, pero no había manera de engancharme, sino al contrario: fui perdiendo poco a poco el interés hasta que se me hizo cuesta arriba la lectura. 
No obstante, por fin terminé la novela con la clara sensación de que Siempre hemos vivido en el castillo es uno de esos libros que no parece tener un objetivo predefinido, que quiere contar algo que queda como a medias (y tú con él).

Me recuerda a un lápiz sin afilar, porque se le podría sacar mucha más punta y crear algo bastante interesante, pero bueno, obviamente  nadie se puede meter en la cabeza de un escritor para cambiar las ideas que tiene para crear su propia historia. En fin, no parezco estar muy en racha. Espero que vuestras últimas lecturas estén siendo más satisfactorias que las mías (por lo que tendré muy en cuenta sugerencias y recomendaciones).
¡Buen comienzo de semana!

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. Ni me sonaba este libro. Y por tus impresiones, me parece que es mejor dejarlo pasar. Y a ver si hay mejor suerte en las próximas lecturas!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué comparación más precisa esa del lápiz sin afilar :) Pues nada, que mi lista de pendientes me dice que te lo agradece ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Eres la primera persona que leo que dice que no le gustó este libro. Hasta ahora sólo me había topado con críticas positivas diciendo lo mucho que les había enganchado desde el principio y lo inesperado del desenlace. Ahora tengo curiosidad por leerlo y saber si comparto tu opinión ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Qué pena! Pero de vez en cuándo nos encontramos con algo así...
    No había oído hablar de este libro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Cuando me pasa esto con un libro, que veo que al final me quedo como al principio -sin que pase nada-, me pregunto si era la intención del autor/a o si se quedó sin ideas a mitad de camino y lo dejó así.

    ResponderEliminar
  6. Se ve muy interesante!
    Me encantaría leerlo, tengo ganas de algo así desde hace tiempo y por tu reseña, creo que podría ser ::D
    espero conseguirlo :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Jo pues tiene una sinopsis muy atractiva y no la conocía! pero viendo tu opinión tampoco me voy a animar...demasiado pendiente como para leer novelas que sin más....
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Pues yo no sabía de este libro... cosa que demuestra lo poco que sigo las novedades literarias (soy más de 1) clásicos y 2) autores que ya conozco).
    ¿Es una novela fantástica? Con todo lo que tengo pendiente por leer no creo que lo coja por ahora.
    Respecto a tu racha, yo estoy igual XD En poco tiempo, he leído dos de los peores libros que he leído en mi vida: "El pont dels jueus" de Martí Gironell y "Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven" de Albert Espinosa. Y ambos de mi club de lectura de esta temporada. Creo que nunca me había pasado la coincidencia de leer 2 libros que tan poco me han gustado en tan poco espacio de tiempo X___x En fin, espero que mi racha y la tuya de malas lecturas termine ya
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com