De belgas, nipones, estupor y temblores: Amélie Nothomb

Soy un poco como una de esas fans histéricas de estrellas juveniles, pero en este caso con la autora belga Amélie Nothomb. Bueno, vale, igual tanto no.
Lo que sí es cierto es que esta mujer no es una escritora cualquiera. De entre la cantidad de literatura repetitiva superventas que reina en las librerías en estos nuestros tiempos , Nothomb tiene la elegancia de escribir sobre "lo feo" con una grandísima originalidad y un estilo que la hacen única.

Es, en palabras más formales, un auténtico personaje. Mujer excéntrica, particular y hasta desconcertante, se levanta todos los días bien temprano, provista de litros de té negro, que irá consumiendo a lo largo de un día enteramente dedicado a la ardua tarea de escribir (o eso dice ella). Por no hablar de su pasión por salir en las portadas de sus libros, tanto en las ediciones en francés como en español (¡Porque yo lo valgo!).

Además, tiene un rollito intercultural que la hace aún más interesante. De origen belga, nació en Japón y pasó buena parte de su vida en el país del Sol naciente, pero aún así tiene muchos rasgos que la hacen inevitablemente una mujer occidental, y más concretamente, europea. ¿Y de dónde saco yo todo esto? Pues de varios de sus libros, que tienen una gran esencia autobiográfica.

Este es el caso de Estupor y temblores, la última novela que he leído de ella. Una historia sobre cómo Amélie se las ve negras para salir adelante en una empresa nipona, rodeada por una cultura que no termina de entender. Trabajo jerarquizado, órdenes, vejaciones y sádicos superiores son algunas de las delicias que la autora comparte de su experiencia en Tokio. Todo esto, claro, contado desde una subjetividad que deja al lector occidental sorprendido por muchas de las anécdotas retratadas en la obra.
Normal que los japoneses la odien un poco por lo que les toca.





No obstante, Amélie no es tan egocéntrica como para hablar solo de sí misma. De hecho, también tiene ficción, y esta es una ficción que te hace cuestionarte el estado mental de la autora. Si quieres hacerlo como yo, empieza por Cosmética del enemigo. A Amélie le gusta hacernos el favor de concentrar en pocas páginas historias cargadas de humor negro y no poco sarcasmo que demuestran esta genialidad de la que os hablo. A esto añádele ingeniosos diálogos, reflexiones filosóficas que aparecen de la nada y  finales inesperados, et voilá!

En suma, que si te apetece algo diferente, no creo que la Nothomb te defraude. Tienes donde elegir, que para algo se lleva el trabajo de publicar un libro al año desde aquellos maravillosos 90.
Por mi parte, esta es solo la recomendación de una fan sin ánimo de lucro.
Ainns, Amélie, si me pagases por la publicidad...

CONVERSATION

3 comentarios:

  1. No me he animado aún con esta autora. Y mira que me produce curiosidad, que veo que tanto gusta como disgusta. A ver en qué bando me coloco cuando la lea.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Precisamente hace poco la he leído por primera vez. Yo he empezado por "Ordeno y mando" y, aunque no soy una fan incondicional como tú, me ha gustado lo suficiente como para leer más libros de ella.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho esta autora, estoy de acuerdo en que es muy original y tiene voz propia, si bien en algún momento (leí bastantes libros suyos relativamente seguidos) se te hace repetitivo. Me gustan especialmente sus novelas autobiográficas, aunque la originalidad de sus otros libros desde luego llama la atención.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com