Dedicado a todos los psicópatas que me quedan por conocer

Un buen día te dan esa sorpresa. Te levantas pensando que será un día normal, como otro cualquiera, hasta que llega ese momento en el que lo descubres.
Es como haber estado mirando un cuadro de esos llenos de flores, colorines, prados verdes, ovejitas si queréis. Y de repente, tras meses o incluso años mirando con admiración esa idílica pintura, descubres una manchita. Al principio parece insignificante, y quieres poner tu dedo para limpiarla. En cambio, lo que consigues es que la mancha aumente. En tu desesperación, vas frotando cada vez con más fuerza, como un tonto, intentando que desaparezca. 

Pero no, lo único que consigues es que la mancha sea ahora más evidente, hasta que llega a ocupar todo el cuadro. La maravillosa pintura que contemplabas embelesado es ahora una mezcolanza de colores, y te das cuenta de que lo que ves ahora, ese fondo negro y sucio, es lo que realmente ha estado ahí debajo todo este tiempo.


Algo parecido ocurre con algunas personas. Da igual el tipo de lazo que compartáis, de un momento a otro descubres quién es esa persona en realidad. De pronto, esa amiga fantástica, ese novio modelo o incluso ese familiar en el que tanto confiabas se convierte en una especie de psicópata desconocido. La gente es de lo más impredecible. Me sorprendo muchas veces cuando conozco "la otra cara." Es bien sabido que todos tenemos un lado oscuro que solamente mostramos a nosotros mismos, pero dios... Alguna gente me ha dado a probar del suyo, y la verdad es que a veces da puto miedo.

De un instante a otro, una relación se rompe con una violencia brutal. De pronto el odio surge por doquier, y la gente saca la artillería pesada. Ahora se trata de hacer pupa al otro, de fastidiarle e incordiarle. A ese que tanto querías, a esa que tanto idolatrabas, a esas personas por las que darías todo, ahora les tienes un asco que pa qué. Y se lo quieres hacer saber.

En fin, que parece que algunos guardan un psicópata dentro. Un Joker que permanece agazapado, y que salta con su sonrisa diabólica en cuanto la relación en cuestión no va como esperaba. Lo peor es que al final tienes que aceptarlo. Aceptar que nunca llegarás a conocer al 100% a los demás. Vivir con esa desconfianza continua te puede volver majara.  👀

Así que, a los psicópatas que me quedan por conocer, les diría que adelante. No hay forma de evitaros, después de todo. 



CONVERSATION

5 comentarios:

  1. Lo primero, decirte que me ha encantado el título de la entrada. Y en cuanto a lo que comentas, sí, realmente da miedo cómo pueden cambiar algunas personas.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Pero todos estamos en el mismo barco querida Sofía, ¿quién nos conoce al 100%?
    En el libro que escribí escribí algo que tiene que ver con lo que dices, pero un poco a la inversa, y esa parte sí es mía: contarle a esa persona con la que te gusta tanto estar, de la que ya estás perdidamente enamorado todos o casi todos tus defectos, que eres así y así y así también. Pero creo que aunque uno intente ser sincero, no somos del todo honestos y allí decía que no describimos al monstruo que somos tal cual es, sólo platicamos la parte menos fea. Al monstruo, tal como es, lo descubrirá ella luego. Eso seguro.

    Me ha gustado mucho tu reflexión, es lúcida y divertida. La última línea es muy buena, no podemos evitar encontrar a esa gente.

    Abrazos Sofía.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sofía, la vida..menudo libro inacabado....pasas una página y aquella persona que creías conocer resulta ser otra persona......
    Gracia,s pasa buena tarde, besos acorralados..

    ResponderEliminar
  4. Siempre encontramos personas maravillosas y otras con aspectos raros y nunca que se saba quién de ellos puede ser el que desarrolles más la máscara de psicópata. Dios nos libre. un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu reflexión y relato. Todo el mundo tiene su parte oculta. Nadie es perfecto. Ahora, cuando ya es algo patológico lo mejor es salir por piernas pienso yo. Saludos

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com