"Hasta los huesos": la batalla contra el cuerpo

A las personas como Ellen la comida les produce pavor. El plato lleno de alimentos, sea cuales sean, se les antoja un abismo de ansiedad que las paraliza. Llevarse un bocado a la boca, incluso de la comida más deliciosa, supone una tortura que activa el terror más profundo en la mente de quienes están obsesionados con su peso. 
Porque lo que quieren las personas como Ellen, las personas que sufren anorexia, es llegar hasta los mismísimos huesos y que su piel se funda con ellos hasta hacerse invisible.

¿Cómo lo haces? Pregunta Ellen a un compañero del centro de rehabilitación en el que se encuentra. ¿El qué? Pregunta él. A lo que ella responde: comer.
Esa es la gran pregunta de los internos que, como la protagonista, sufren un trastorno alimentario que se manifiesta a través de las manías más extrañas y desconcertantes: contar las calorías exactas de un planto, saborear un alimento sin llegar a tragárselo, conformarse con oler el envoltorio de una chocolatina... Todo con tal de evitar un hábito tan indispensable como respirar.
Ellen llega a este lugar gracias a un programa especial del Dr. Beckham, en el que tendrá que convivir en una casa con 6 personas que comparten precisamente esta condición. Todos ellos son personajes que muestran las distintas causas y consecuencias que "el miedo a comer" puede ocasionar en las personas. 

Como es de esperar, esta es una película de esas que nos dan un bofetón de realidad. Porque nos recuerda, una vez más, que vivimos en una sociedad enferma en la que, solo en España, se detectan alrededor de 80.000 casos de anorexia al año, donde, además, un gran porcentaje está compuesto por mujeres de entre 14 y 24 años.
Y entre las causas del problema, como siempre complejas, resalta ese culto a la delgadez que se transmite como un bombardeo frenético en los medios de comunicación y las redes sociales, esa malsana obsesión por el cuerpo que en algunos casos se convierte en una nefasta enfermedad.



Sin embargo, una de las cosas que más me gustó de Hasta los huesos es que denuncia este creciente problema con la dosis justa de dramatismo, pues en ella los momentos duros se turnan con pequeños escapes de risas y mensajes de esperanza que la hacen una película cruel, pero extrañamente enternecedora. La interpretación física y psicológica de todo el reparto es fantástica, aunque especialmente la de Lilly Collins, que hace que su personaje nos llegue a nosotros también hasta los huesos. Sin embargo, es cierto que se deja muchas cosas en el tintero, como los métodos de propagación en internet (los conocidos como blogs de Ana y Mia, por ejemplo), las secuelas físicas, la presión social de estar delgada que transmiten los medios y la moda, etc., ya que son aspectos que se dejan intuir sin profundizar verdaderamente en ellos. 

Pero, a pesar de todo, yo creo que esta cinta es principalmente una forma de aproximarnos con más conocimiento y menos prejuicio a las enfermedades de la mente. Sí, porque los trastornos como la anorexia o la bulimia no son más que eso. Lo batalla contra el cuerpo, simplemente, viene después. 

Publicado el 23/11/2017


CONVERSATION

50 comentarios:

  1. ¡Hola! Uf, debería verla pero no ahora, conozco algunos casos de anorexia y la verdad es que la mayoría van mejorando pero mi hija tiene una amiga que está atascada y a veces retrocede, de hecho pasa más tiempo en el hospital que en casa y...ver eso ahora me angustiaría, pero me parece estupendo que nos acerquen a la enfermedad que durante mucho tiempo la enfocaron como algo banal, como si las chicas hiciesen eso por llamar la atención o capricho.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, Marigem. Hasta hace no mucho esta enfermedad se consideraba una "fase tonta" o una simple obsesión por estar delgada, pero está claro que es una patología mucho más grave y compleja de lo que se pensaba. Y eso que aún queda mucho por hacer entender la gravedad de la anorexia y las causas de la misma.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Un tema muy duro, creo que prefiero no ver la película, se que no evito que suceda pero no lo veo. La hija de sobrina a los pocos meses de nacer la padeció y fue un drama. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sin duda es una situación dramática a la que uno se tiene que enfrentar con valentía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Holaaa
    No me importaría nada verla aunque todo lo que oido de la peli es malo, dicen que no refleja para nada bien el tema de la anorexia. La veré para formar mi opinión^^
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Sandry.
      Yo también he escuchado muy malas críticas a la película, y la verdad es que me parecen injustas. Como comento en la entrada, es cierto que hay aspectos que se tratan de manera tal vez muy superficial, que se dejan muchas cosas sin decir y que en cierto modo es una producción humilde, pero me parece que hacen un planteamiento interesante y que la historia no deja indiferente.
      A ver qué te parece a ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. No la he visto, pero se me antoja que no debe tener un final feliz, por lo menos para algunos de sus protagonistas. Un tema, desde luego, duro e incomprensible para algunos. ¿Cómo esa percepción distorsionada del propio cuerpo puede estar provocada por los medios? ¿Cómo la influencia de la moda puede llegar a enfermar una mente sana? ¿O es que, en los anoréxicos ya subyace algún problema psicológico de auto-estima que se dispara por culpa de los mensajes externos? Un tema complejo que merece, no solo ser estudiado, sino divulgado, y una película puede ser un buen medio para ello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del final prefiero no desvelar nada, que gracias a él se puede tener una opinión u otra sobre la película. Sí, sin duda es un tema que merece ser divulgado, especialmente porque Internet es un arma de doble filo a través de la cual esta enfermedad gana popularidad, en todos los sentidos.
      En cuanto a las causas, digamos que hay razones de todo tipo y que varían según cada caso.
      Muchas gracias por pasarte, Josep.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Sofía,
    Me hablaron de la peli hace poco y tras leer tu reseña me han dado más ganas de verla. Hace uno par de años vi "La herida", que trata de los problemas de relacionarse socialmente y la agresividad con la familia y las pesonas más cercanas. Recomiendo verla.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota de la recomendación, Éowyn. Ya leeré tu crítica cuando veas esta cinta.
      Un beso.

      Eliminar
  6. ¡Hola, Sofía!

    Me ha encantado tu entrada y tengo pendiente esta película desde que vi su tráiler hará unos meses. Es un tema bastante duro, pero estas historias son necesarias para que conozcamos y entendamos un poco más la pesadilla que viven estas personas. He vivido este tema muy de cerca y es una batalla constante contra la imagen.

    ¡Felicidades otra vez por tu entrada!

    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, guapa, muchas gracias por tus palabras.
      Yo también la vi anunciada en verano, y desde entonces la había tenido en mente. Hay críticas bastante desfavorables que en lo personal no me parecen justas. Ya contarás cuál es tu impresión cuando la veas.
      Un besazo.

      Eliminar
  7. Hola Sofía,
    Es bueno que haya repercusión y existan películas sobre temas como la anorexia y bulimia, acercarnos a estas enfermedades de las que poco sabemos si no tenemos a alguien cercano. Es terrible la distorsión de la realidad física que llegan a tener y todo lo que les conlleva a ello, porque para llegar a esa meta está la posibilidad de que no logren ni explicarlo. Pero el problema real está en las campañas que nos venden y la ‘supuesta’ belleza perfecta. Y como esta influye a personas en edades vulnerables, porque les puede acarrear una enfermedad de la que les costará mucho salir.
    Un beso, añoraba tus entradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no cabe duda de que la edad es también un factor determinante a la hora de sufrir algún trastorno de este tipo. Pienso yo también, por tanto, que es necesario crear material informativo que refleje la realidad de las personas que sufren esta terrible enfermedad.
      Mil gracias Irene, lo de añorar me ha llegado al corazón :)
      Un besazo.

      Eliminar
  8. Hola Sofía,
    Creo que hay casos, que igual es este, que el tema es tan peliagudo y doloroso que a veces el la calidad de la película "como tal" hay que dejarla de un lado para centrarnos en lo verdaderamente importante que se quiere trasmitir . A veces hay que observar estos films más como documentales o historias para que el público en general y ciertas personas en particular la vean y se hagan una idea de la seriedad y gravedad de un tema como la bulimia o la anorexia. Por eso, es una pena que se deje cosas en el tintero.
    A mí me da mucha tristeza todo esto, que chicas (sobre todo ) inteligentes y a la vez frágiles se dejen arrastrar por esta historia que puede acabar con su vida. Qué pena que todavía estemos así, o que incluso vayamos a peor. La verdad es que lo único que me sale es expresar mi amargura, poco más.
    Un besazo, Sofía y enhorabuena por tu estupenda reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces una reflexión muy interesante, Ziortza, que tal vez yo no me había planteado. Puede que en cierto sentido a la película le falte más garra en algunos aspectos y que las críticas menos favorables vengan, precisamente, porque en ella no se supo reflejar con la contundencia requerida la realidad de las personas que sufren de anorexia o bulimia.
      No obstante, también creo que hay que saber ver la valentía que hace falta al menos para dar un primer paso y querer ofrecer una película que trate un tema tan poco agradable y ajeno al público.
      En cualquier caso, pienso que "Hasta los huesos" merece al menos un visionado para darnos cuenta de lo urgente que es acabar con este problema de salud que no viene a manifestar otra cosa que la decadencia de una sociedad obsesionada por el físico.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Ya estoy buscando la película porque es un tema que me interesa mucho desde que hace unos años hice un trabajo para un curso de formación de la UNED sobre trastornos alimentarios. Ha leído también un par de novelas sobre el tema. La de Espido Freire, que no recuerdo ahora cómo se titula, y la de Delphine de Vigan, "Días sin hambre", autobiográfica. Muy buenas ambas.
    Apetecible, aunque me imagino que dura, película. Muy bien comentada, por cierto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que de Vigan hablaba sobre sus problemas de anorexia en un libro. En cambio, de Espido Freire no conozco nada, pero no creo que sea difícil encontrar dicho título en internet.
      Te la recomiendo y a ver si tras darle una oportunidad puedo leer tu opinión en tu blog.
      Un abrazo, Rosa.

      Eliminar
  10. La anorexia y la bulimia son dos temas que en plan teórico, para su estudio, me parecen muy interesantes, pero que para padecerlos son realmente terribles. He leído algunos libros que los trataban y siempre me han gustado por las muchas cosas que he aprendido. En un tema como éste, que pone en riesgo la vida de tanta gente joven, creo que la información es esencial, conocer mejor los mecanismos que lo producen y sus consecuencias.

    La peli que nos reseñas hoy, Sofía, no la conocía; pero no tengo duda de que intentaré verla. Tu reseña me ha encantado y si tú dices que merece la pena, para mi es garantía suficiente. ¡Muchas gracias por la recomendación!

    Un beso grande de jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parecen enfermedades sorprendentes en el sentido de que demuestran el poder e influencia que ejerce la sociedad sobre la autoimagen. En otras palabras, me parece increíble pensar el mal que esos estereotipos, de forma indirecta e inconsciente, son capaces de crear.
      "Hasta los huesos" me hizo pensar precisamente en que un pensamiento puede provocar una enfermedad tan nefasta.
      Espero que, de verla, también te deje una reflexión.
      Muchas gracias, querida Julia.
      Un besazo.

      Eliminar
  11. Una dolorosa imagen de la deconstrucción personal. Enhorabuena por tu reseña, Sofía. La importancia de este drama merecen enfrentarse a testimonios tan duros como reales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La deconstrucción y sobre todo la deformación de lo que se ve ante el espejo, Juan Antonio. Sí, estos testimonios son tan duros como necesarios.

      Muchas gracias por quedarte, sé bienvenido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. ¡Hola, Sofía! Desde luego cuando una idea se convierte en obsesión cualquiera puede llegar a realizar actos absurdos para otro, pero llenos de sentido para en este caso quien sufre este trastorno. coincido con Ziortza en que este tipo de películas hay que valorarlas de dos formas, como excusa para informar de este problema y como historia de ficción en sí.
    Ojalá sirva sobre todo para lo primero.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, David. Con historias de este tipo uno también practica un ejercicio de empatía, aunque en este caso admito que es difícil ponerse en la piel de las personas que sufren trastornos de la alimentación.
      Yo también estoy muy de acuerdo con Ziortza, pues es importante ver las dos caras de la moneda.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Es un trastorno mental como cualquier otro. Y los seres humanos tenemos un catálogo de trastornos mentales espeluznante. No creo que sea una niñería o algo así. La vida, como en todo orden de cosas, es más compleja de lo que parece.

    Saludos salados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es otra maldita enfermedad de la mente. Y por eso mismo, porque su origen está en el cerebro, es tan jodida de vencer.
      Un abrazo, Julio David.

      Eliminar
  14. Hola Sofía, desconocía esta película e independientemente de la calidad que tenga, pienso que cualquier expresión artística que sirva para concienciar a la sociedad sobre esta lacra debe ser bienvenida. Hubo una iniciativa de la cantante Shakira - y de hecho escribí sobre ello- en la que le pidió a Disney que a uno de sus personajes femeninos, le diera curvas más naturales en la mujer ya que la excesiva delgadez con los que este personaje fue concebido, no era un buen ejemplo para las niñas y mujeres más jóvenes. Cada uno en la medida de sus posibilidades puede hacer algo para la visibilización de este trastorno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenía conocimiento de que Shakira había hecho tal petición. Pues mira, estoy muy de acuerdo contigo, pues si bien todos debemos poner nuestro granito de arena para denunciar esta realidad social, creo que las celebridades tienen una mayor responsabilidad en este sentido, por la gran influencia que ejercen. Ojalá se hiciese más a menudo.
      Me encantaría conocer tu opinión como crítico de cine, sin duda.
      Un fuerte abrazo, Miguel.

      Eliminar
  15. La mente puede ser tan fantástica como estúpida. En el sentido de crear pensamientos que atentan contra la propia persona. Yo vi hace años un reportaje sobre esto, recuerdo que estaba un poco de moda. Ahora me parece que lo han relegado otros asuntos más "actuales". Recuerdo a una chica en los huesos con anemia, desnutrición extrema, osteoporosis extrema, que no podía ya comer nada porque su cuerpo rechazaba la comida, había perdido la capacidad de comer tras superar el problema mental y su cuerpo estaba irremediablemente destruido.
    En fin, que es un problema grave.
    Y aunque no la he visto no sabía de ella no creo que la vea amiga.
    Te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo en que la mente puede ser maravillosa, y también una puñetera mierda. Como le comentaba a Julio David, las enfermedades que surgen dentro de la cabeza, a veces, son las más difíciles de erradicar.
      Es terrible, terrible que haya quien llegue a la situación de chicas como esa por una idea obsesiva creada por una distorsión de la realidad.
      En fin, Gilo, uno no puede obligarse a ver cosas que no le apetezcan, da igual el motivo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Buenas noches Sofía:
    No he visto esta película, pero después de leer tu interesante reseña y exposición del contenido de dicha cinta, el tema es muy serio y de una gravedad espantosa, aunque como ocurre con otros hechos lamentables en nuestra vida social, política, etc. ya nos hemos acabado acostumbrando, pues el exceso de información diaria que "consumimos", con sólo meternos aquí en Internet es abrumador y nunca acabamos de asimilarlo completamente, todo es vertiginoso y nos quedamos en lo externo o sensacionalista.

    Personalmente no conozco a nadie en concreto que sufra o haya sufrido dicho trastorno alimenticio, pero si he tenido ocasión de ver películas muy interesantes, como Por Amor a Nancy, Malos hábitos y La Vida es dulce.
    Recuerdo una serie bastante popular en TV de hace ya algunos años, que se llamaba."Pulseras rojas" donde también aparecía el personaje de una adolescente con este problema.

    Me parece genial que te hayas decidido a crear conciencia de este problema a través de esta publicación tan sugestiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrella, creo que tienes mucha razón, pues estamos sometidos a tantísima información, a tanto drama humano, miseria y horror, que nos acabamos acostumbrando incluso a realidades tan espantosas como ésta.
      Tal vez, en este sentido, "Hasta los huesos" no haya sido lo suficientemente potente como para dejar una huella más profunda en el espectador aletargado.
      Tomo nota de esos títulos que mencionas.
      Muchas gracias por comentar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Se agradecen estas pelis que tratan de estos temas. Aún se sabe poco de ellas, aún hay gente que no la considera una enfermedad. Y es muy duro. Veré la peli.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Margari, te la recomiendo como baño de realidad.
      Un besazo.

      Eliminar
  18. Me parece un tema muy crudo pero necesario al mismo tiempo, y que me ha tocado de cerca, he pasado por tres mejores amigas y las tres han tenido anorexia en su adolescencia. Muy duro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, qué duro debió de ser vivirlo de cerca. Sin duda, es un tema que urge tratar para evitar estos problemas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. A mi me da mucha rabia por todas esas mujeres de otra generación anterior, especialmente adolescentes, que hace años iban al médico (si es que iban) les decían que eran desarreglos hormonales y que cuando se casaran o tuvieran un novio se les quitaría la tontería. ¡Brutos eran!
    Pero no somos menos brutos actualmente, pues, a grandes rasgos la sociedad occidental dictamina e impone los cánones de belleza sin tener en cuenta la genética, ni la salud. Los adolescentes son carne de cañón por su especial vulnerabilidad ante tanto bombardeo de un modelo a seguir de belleza absurdo y sobre todo peligroso.
    Lo de mente sana, cuerpo sano, sí que debería estar eternamente de moda.
    Es un tema duro Sofía.
    Un abrazo grande compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me indigno al pensar en esas mujeres que sufrían esta enfermedad cuando el desconocimiento era aún mayor que en la actualidad. Es terrible que toda esa basura entre en las mentes de las adolescentes para causarles un problema que, en ocasiones, puede durar de por vida.
      Sí, Tara, es indudablemente un tema que escuece.
      Un besazo.

      Eliminar
  20. Hola Sofia interesante propuesta que nos obliga a enfrentarnos a una realidad mucho más extendida de lo que se piensa. La apunto aunque sé que será muy dura.

    Es un tema del que ya sabes que he escrito y publiqué en el blog. Tengo otro relato sin publicar en el que justo se trataba de la frivolización de la enfermedad en la que algunos hablan de ellas como si se tratara de dos amigas Ana y Mia y no dos enfermedades gravísimas que acaban en algunos casos con la vida y en otros muchos con la salud. Cuando investigué un poco me quedé asustada de la ligereza con la que se habla del tema en las redes sociales, los "consejos" de nutrición y las "no dietas" milagrosas para perder gramos y esos objetivos absurdos que las personas se ponen en sus blogs para rebajar pesos imposibles de alcanzar y que otras apoyan para "ayudarlas" a perder un peso que no tienen, me pareció muy preocupante y sé que hay una asociación que justo trabaja para detectar blogs que incitan a este tipo de conductas. Es responsabilidad de todos.
    Muchas gracias por dar a conocer esta propuesta.
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo bien aquel relato, Conxita, y en su momento pensé que a través de la narrativa también se puede denunciar esta lacra que aumenta cada año, dejando estadísticas escalofriantes. He visto yo también blogs, perfiles y miles de páginas que explican los métodos más infalibles para perder peso de la manera más insana y enfermiza. Es por ello que hay que atacar ese tipo de información con otro tipo de información.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Hola Sofía!! No conocía la película pero ahora que sé que está en Netflix la veré. La anorexia es un problema social que afecta a más personas de las que pensamos, o al menos, hay bastante gente que si no llega a anorexic@ está obsesionado con la comida. Hace poco vi una publicación en facebook de no sé página que decía "las gorditas más guapas". Para empezar ya el título es terrible, porque están etiquetando a mujeres según su físico. Después, entre las gorditas estaba Jenifer Lopez. Y piensas...¿Jenifer Lopez gordita?????
    En fin, que los medios no ayudan en absotulo, y las redes sociales menos, con tantos instagramers de gimnasio posando.
    Coincido con Rosa, la novela de Delphine de Vigan es espectacular.
    Muy buena reseña guapa, me apunto la peli!! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué rabia me producen ese tipo de listas. Dios mío, es que si no se te marcan las costillas, se te cataloga inmediatamente como "gordita" o "con unos kilitos de más". Es patético, triste y denigrante, y lo peor es que atajar este problema es cada vez más complicado.
      Tomaré en cuenta la sugerencia tuya y de Rosa.
      Un besote.

      Eliminar
  22. La vi en su momento y me gustó. Muy buena reseña.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  23. Tremendo tema Sofía, independientemente de si la película es mejor o peor, buena o mala, lo que me parece estupendo que se visualicen este tipo de problemas tan graves y difíciles, que intentemos entenderlos, empatizar y así poder ayudar. Cada vez se diagnostican mas casos de trastornos alimentarios y sufren un verdadero calvario los afectados y sus familiares, porque no es algo que unas pastillas puedan resolver y aunque desde fuera se vea sencillo, "sólo tienen que comer", es algo mucho más profundo y complejo.

    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Empatizar", ésa es precisamente la idea central. Creo que existe mucha falta de empatía con las personas que tienen este trastorno, pues, como bien dices, es mucho más complejo que un "solo tienen que comer". De hecho, la hermanastra de la protagonista, con la que se lleva estupendamente, pronuncia una frase similar en un momento dado, ya que no es capaz de entender la magnitud del problema de Ellen.
      Otro abrazo para ti, Mer.

      Eliminar
  24. ¡Hola Sofía! ¿Cómo puede una mente sana conformarse con oler el papel de una chocolatina o, lo que es peor, pensar que lo bonito es "llegar hasta los mismísimos huesos y que su piel se funda con ellos"?
    Me has recordado la peli "MI PERFECTA HERMANA". La vi hace muy poco pero no hice reseña, gracias por la tuya.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hola Sofía, se me había pasado esta entrada. Piel, músculo y hueso en armonía sería lo ideal pero ahí que vienen las hormonas y la grasa y se adentran en todos los resquicios. Una interesante reseña de jóvenes pero las hay de más mayorcitas y es una pena el desequilibrio existencial con su propio cuerpo. La peli me resulta interesante tendré que prestarle atención. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com