P vs L: Orgullo y prejuicio

La novela predilecta de muchas mujeres por excelencia: Orgullo y prejuicio. Después de tanto, tanto escuchar hablar de ella, este verano por fin conseguí leerla. ¿Mi opinión resumida en una frase? Me gustó, pero sin llegar a apasionarme.
La obra posee sin lugar a dudas una gran calidad literaria; y por encima de todo, hay que destacar la época en la que fue escrita. Jane Austen da siempre ejemplo de elegante ironía y sutil crítica en todas sus obras, destinadas principalmente a mostrar las costumbres defectuosas de su tiempo. Ha sido una lectura muy agradable, sin embargo no la incluiría entre las “mejores de las mejores”, por así decirlo. Está bien, pero existen otros libros contemporáneos de mayor profundidad. Y repito que es digna de halagos por el desarrollo de personajes y argumento, pero no deja de ser una novela romántica centrada en la búsqueda de matrimonio (como ya dije, esto debe tenerse en cuenta por el contexto histórico: siglo XIX, la máxima aspiración de una mujer era encontrar un hombre medianamente adinerado con el que casarse).
Lo que más destacaría de la novela es el tema del prejuicio y las apariencias. Nunca se debe fiar uno de la imagen o actitud que muestre una persona, pues ésta puede convertirse en el amor de nuestra vida. Animo a todo aquel que quiera leerla. Odio las generalizaciones, pero por desgracia muchas veces son necesarias, y en este caso utilizaré una: posiblemente sea una lectura que guste más a mujeres que a hombres (de ahí la primera frase de la entrada). Pero como dije, hay que evitar en la medida de lo posible los prejuicios, y nunca mejor dicho, así que yo retaría a los chicos a intentarlo.

Este año tuve asimismo la oportunidad de ver la versión cinematográfica del año 2005, protagonizada por Keira Knightley. Siento decirlo, pero Keira no me convence en absoluto como actriz y no se encuentra entre las celebrities que más admiro. No obstante, en esta película me sorprendió, pues supo interpretar muy bien el papel de Elizabeth Bennet, joven inteligente de gran personalidad.  
He visto ya algunas películas de este estilo, tales como Jane Eyre o La joven Jane Austen (ambas tendrán su entrada en un futuro no muy lejano, por cierto), y lo cierto es que me encantan. Romanticismo -en su justa medida-, buenos actores, buena escenografía... Personalmente las disfruto mucho más en versión original subtitulada, pero bueno eso ya es al gusto de cada quien. 
Tanto la novela como el filme son interesantes, pero creo que me quedaría con la versión cinematográfica. Eso sí, algo que recomiendo siempre es leer antes el libro, y después ver la película, porque para mí la versión original, primigenia, tiene orden de preferencia.


CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com