Downton Abbey: primeras impresiones

Es un hecho que 2014 ya está aquí, y que durante los primeros días de este año cargado de incógnitas y misterios estamos en una rara etapa de transición, entre fiestas y días laborales. Los estudiantes, como buenos mártires que somos, nos quejamos de nuestra dura vida de estudio y trabajo, de las maldades de la universidad y su manía de aguarnos las Navidades y todo ese largo etcétera. 
Pero no he venido aquí para contar mis penas académicas, que no interesan a nadie, sino para hablar, como es típico en este blog, otra de las series a las que me he enganchado.


Creo recordar que ya en Gran hotel hablé de mi incipiente interés por las series de época, y como estudiar durante muchas horas seguidas es poco recomendable, pues me he lanzado a por otra para esos descansos entre tema y tema.
Hay una cosa que hay que reconocer: los ingleses son muy ingleses, y esto lo digo en varios sentidos.
Como es lógico, no se pueden evitar las comparaciones entre Gran hotel y la serie británica: donde en la primera todo era misterio, asesinatos, envidias, rivalidades y patronos que maltrataban y menospreciaban a sus sirvientes, en Downton Abbey desaparece esa chispa incandescente española para mostrar un argumento más pausado, más elegante y, todo sea dicho, un poco más verosímil; vamos, todo very British, como cabe esperar. 

Por supuesto, esto no es necesariamente malo. Es verdad que la serie española te mantenía mucho más en tensión, que todo era descabelladamente emocionante, pero no por ello la británica es aburrida o insulsa. Son estilos diferentes que no tienen por qué estar en contraposición. Pero de lo que no cabe duda es de que Dowton Abbey te deja patidifuso desde el primer capítulo únicamente por el decorado y el vestuario del reparto, que es simplemente increíble. 

Otro aspecto que me gusta mucho es el de los personajes, todos ellos interesantes por un motivo diferente. De momento, en mi podio están Violet (protagonizada nada más y nada menos que por la profesora Mcgonagall de Harry Potter), la suegra que a nadie le gustaría tener: petulante, orgullosa y exasperante, tanto como astuta y observadora; Mary, la primogénita de la familia con un carácter práctico y manipulador, y el arrogante camarero Thomas, odioso hasta decir basta.
Hasta ahora solo he visto la primera temporada, pero puedo afirmar sin temor que mis primeras impresiones han sido más que buenas. El 2014 se encargará de decidir si esta opinión se mantiene o no. 
Mientras tanto, a seguir adelante. 




CONVERSATION

5 comentarios:

  1. La gente tiende a decir que pierde ritmo a medida que pasan las temporadas PEEEERO yo no puedo desengancharme :P jaja

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco puedo dejar de verla... Y en mi podio también está Violet. ¡Es genial!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. No la he visto porque no tengo tiempo para ver series, pero todos los comentarios que he oído sobre ella son buenos.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. He visto las tres temporadas y me han gustado así que espero ver la siguiente en cuanto pueda.
    Maravillosa Maggie Smith!!! Qué grande es!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Yo la quiero ver, a ver si me termino Gran hotel que me quedé atascada en la última temporada y la empiezo.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com