Ethan Frome

Ya una vez, con su maravillosa La edad de la inocencia, Edith Wharton me demostró su enorme talento y capacidad para describir y retratar una de las pasiones humanas más difíciles, dulces, complejas y misteriosas que existen: el amor. Pero me refiero a esa clase de amor que, por imposible, convierte a los amantes en dos incautos rebeldes que se precipitarán, casi con certeza, a un trágico desenlace.

¿Quién es Ethan Frome? Es el nombre del protagonista masculino de esta historia; un joven humilde que vive en Starkfield, una región ficticia de Massachussetts, junto a su enfermiza esposa, y Mattie, la prima de esta. Como es de esperar, entre Ethan y la chica surge inevitablemente un romance que los hará felices y desdichados a un tiempo.



Ethan Frome (1911), es un libro breve y sencillo, pero redondo y conciso, que en pocas páginas desarrolla un tema profundo, complejo. No solo hablamos de un amor que en sí mismo resulta inapropiado para los protagonistas, sino que también es, a los ojos de una sociedad rural, una especie de aberración. Por lo tanto, es necesario mantener el secreto oculto, pero ya se sabe que cuando se trata de amor, lo realmente difícil es esconder los sentimientos. 

Así, podríamos decir que el segundo tema más importante de esta historia está en relación con las convenciones sociales, con las frustraciones de los individuos por su escasa libertad, por no poder elegir libremente, algo que Wharton supo reflejar y criticar muy bien en sus novelas. Ethan se debate entre lo que está bien y lo que realmente desea, aunque poco a poco serán sus pasiones las que lo terminen dominando. 

Como digo, esta novela es como una de esas tacitas de porcelana para el té: frágil y delicada, pero bien hecha, bien planteada y de no escasa importancia, a pesar de su "tamaño". Una buena oportunidad para recordarnos que lo bueno, si breve, dos veces bueno. 



CONVERSATION

7 comentarios:

  1. Leí La edad de la inocencia hace años, y me pareció una magnífica obra. Mientras la leía, eso sí, sentía que era una lectura un tanto pesada, que te obligaba a leer despacito. Pero al cerrar el libro me quedé con la sensación de que había leído una obra muy bien hecha, y que sabía reflejar muy bien tanto las emociones como las convenciones sociales.
    No conocía esta obra de Wharthon, pero sí la de "La casa de la alegría", que al tengo en casa pendiente.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. No conocía tampoco este libro de Edith Wharton, pero me gusta cuando en poco se cuenta mucho. Aunque estoy buscando otro tipo de lecturas cara a los calores, este me ha conquistado ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. No tengo palabras para expresar lo mucho que me gustó La edad de la inocencia. Es muy lento y descriptivo pero es todo es tan dramático e intenso y está tan bien escrito, que ay...<3

    Menos mal que no soy la única que no conocía este libro... Apuntado me lo llevo, como dijo Ana en el comentario anterior no es lectura muy veraniega, pero ya sabemos que por estas tierras el verano dura poco ;)

    Bicos! :)

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía pero leí "Las hermanas Bunner" y me encantó así que me lo llevo, que siempre es agradable leer a esta autora. Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Para lo corta que es, es una novela muy grande. No puedo olvidar ese ambiente que se narra, y ese final. Sin palabras.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Bueno y breve en la misma frase, suena genial. Me alegro de que no sea el típico romance, por que no soy mucho de ello.

    ResponderEliminar
  7. Qué novela tan buena, por favor. ¡Y qué final! Me alegra que coincidamos una vez más :)
    Besos.

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com