El extranjero (1942)

A decir verdad, al principio la novela no me estaba gustando nada. Creo que se salva por las páginas del final. Vayamos por partes.
El extranjero se publicó en 1942, y su autor lleva un nombre bastante conocido en el mundo de las letras: Albert Camus. Nunca había leído nada de él, pero la verdad hacía bastante tiempo que quería leer esta obra, sobre todo porque la tenía en la estantería de casa, y cada vez que echaba un vistazo, me miraba con ojitos de cordero. Y como decía, mi primera impresión no fue demasiado buena.
Es una novela corta con un estilo sencillo, pero esas palabras y frases un tanto escuetas (sobre todo al comienzo de la narración) guardan para más adelante un interesante mensaje sobre la condición humana

El extranjero están contado en primera persona por un hombre joven, Meursault, afincado en Argelia. Empieza contándonos su historia a partir del entierro de su madre. Gracias a este acontecimiento, en apariencia de tinte tan trágico, nos damos cuenta desde el primer momento que Meursault es un hombre frío, no en el sentido de maldad, sino en el sentido de pasividad. Eso debo decirlo antes de nada: el protagonista es lo menos empático que hay sobre la faz de la tierra. Tiene una actitud tan impasible, tan indolente, que a veces hasta me indignaba con él. Simple y llanamente, el tío no siente nada por nada ni por nadie.
Quiere a sus amigos lo justo, Marie, su compañera sentimental (que ni eso era) está enamoradísima de él, pero él naturalmente no le corresponde; no derrama ni una lágrima durante el entierro de su madre, etc. 

Sí, me consta que este personaje está hecho así adrede, que es la esencia misma de la novela, pero lo siento, no pude soportar esa actitud de indiferencia ante todo.
La parte realmente interesante de la obra se da cuando Meursault es encarcelado por matar a un hombre. Pero no porque su estancia en prisión le haga le sentir algo en ese corazón de hielo, sino por las reflexiones sobre la libertad y la vida en general de cualquier ser humano. Ésta y la parte del juicio realmente me gustaron, aunque Meursault incluso ante la posibilidad de condena sigue mostrando poco interés.

En resumen, este libro, curiosamente, me ha gustado por los sucesos finales, ya que si es por los personajes (ni el principal ni el resto despertaron mi simpatía), me habría llevado una gran decepción. Como siempre, os animo a probar a vosotros también, y que me deis vuestra sincera opinión. 

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com