The walking dead

Así es. Hoy he decidido alejarme un poco de la temática literaria y cultural para hablar de... zombis. Ya, ya sé que no pega mucho con el estilo del blog, pero bueno, no he podido resistir la tentación de hacer una entrada a la que actualmente podría considerar como mi serie favorita, así que aprovechándome de la libertad de expresión y del libre albedrío que afortunadamente se nos permite, voy a pasar a comentar esta serie de la que todo el mundo habla. 


De la que todos hablan, y yo también, para qué negarlo. Creo que ya son muuuchos a los que se la he recomendado, pero lo cierto es que dicha recomendación es bien merecida. 
La sorpresa que me llevé al verla por primera vez fue que, a pesar de su temática, me enganchó en seguida. No era solo el hecho de que las historias de zombis no me hubiesen llamado nunca la atención, sino que además me parecía ya un tópico muy explorado y desgastado, y este es un prejuicio que mucha gente tiene. 
Sí, no hay duda de que no se han inventado nada nuevo, y sin embargo, creo firmemente que hacía falta una serie de este tipo para revivir un poco la archiconocida figura del muerto viviente. Como dije, el éxito de The walking dead es, desde mi punto de vista, merecido y digno de reconocimiento. ¿Dónde radica el fenómeno de un éxito tan abrumador? En muchos aspectos:

  1. Los buenísimos efectos especiales, donde se incluyen los decorados, escenarios, maquillajes (los zombis son realmente impresionantes, si no que se lo digan a nuestra amiga de abajo).
  2. Los personajes. Cada uno de ellos da un toque diferente y variado a la trama. Encontramos ancianos, niños, mujeres, jóvenes, hombres... con intenciones buenas y no tan buenas, dependiendo del caso.
  3. La trama en sí misma. Si hay algo que caracteriza a la serie, son los constantes giros de guión que se dan, que, siendo francos, la mayoría de las veces te caen como un sablazo, como un yugo cruel e inesperado que te deja una sensación de estupefacción impresionante. Ten por seguro que que en cada capítulo te espera una sorpresa (no siempre agradable) que no te darán hasta el final del mismo. 
  4. Humanidad, sí, aunque no lo parezca en TWD también se da el tema de la humanidad. Qué digo, este es lógicamente el tema central. Así que no solo se muestran horribles rostros descompuestos y desfigurados que van en busca de carne fresca, sino que se reflejan los comportamientos de las personas ante una situación tan desoladora: el mundo entero se ve amenazado por algún extraño virus que convierte a los seres queridos en muñecos monstruosos, en auténticos muertos vivientes. La supervivencia vista desde la perspectiva más desconsoladora. 
Lo siento, lo siento, tenía que poner una foto
con la que respaldar mi opinión.
Prefiero no desvelaros nada para ver si os pica la curiosidad y os animáis a verla. Actualmente la serie se emite en La Sexta y en el canal FOX, donde pasan también los primeros capítulos (ya van 3 temporadas, cuidado con lo que veáis), pero bueno, no nos andemos con tonterías, en internet seguramente podéis encontrarla sin ningún problema. Aquí os dejo un trailer en inglés del primer episodio, muy sugerente ;)


CONVERSATION

1 comentarios:

  1. Me acaban de llamar de la biblio. Ya te comentaré qué tal.

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com