Historias de almanaque

Uno de mis últimos descubrimientos. No conocía para nada al autor, bastante consagrado en el mundo de la poesía y el teatro. No obstante, en Historias de almanaque se nos presentan distintas composiciones suyas, tanto en prosa como en verso. Y la verdad es que el estilo de este escritor alemán es muy característico. Bertolt Brecht se reinventa para crear un tipo de prosa y de poesía que mezclan la ficción con la Historia, con hechos y personajes históricos. Se centra especialmente en el tema del Nazismo y las guerras (de distintas épocas), y también deja un hueco interesante para la filosofía, el humanismo y la sabiduría


Son historias que, a pesar de su brevedad, esconden una reflexión social y humana bastante profunda. A mí me encantó por ese detalle: la posibilidad de decir mucho en pocas palabras. 
Me gustaron especialmente las Historias del señor Keuner y el relato El círculo de tiza de Augsburgo. 
En este enlace podréis encontrar fragmentos de la primera; os dejo uno que me fascinó (y digo de nuevo que todo el libro consiste en contar grandes cosas con las palabras más simples):

Éxito
Al ver pasar a una actriz, el señor K. comentó:
-Es hermosa.
Su acompañante dijo:
-Ha tenido éxito últimamente gracias a su belleza.
-Es hermosa gracias a que ha tenido éxito -replicó, irritado, el señor K.

Desglosando un relato

El círculo de tiza de Augsburgo nos presenta una historia realmente interesante. Como ya dije, la temática del libro va muy en relación con temas bélicos. Este relato se ambienta en la Guerra de los Treinta Años, y tiene como protagonista a Anna, la criada de una familia protestante dueña de una curtiduría. Cuando llegan las tropas a la ciudad Zingli, su amo, es asesinado, su esposa huye y el hijo de ambos, apenas un bebé, queda abandonado en su cuna. Anna se apiada del pequeño, y cuando intenta devolvérselo a la madre, esta no da muestras de quererlo consigo, así que la joven se responsabiliza de él. Anna toma tal cariño al pequeño que es como si de verdad fuese su propio hijo. Sin embargo, cierto día la madre biológica decide ir en busca de él, así que la criada acude a un juez para recuperar al bebé. 
En el momento del juicio, el hombre da las siguientes indicaciones: manda dibujar un círculo de tiza en el suelo, colocando a ambas mujeres a los laterales, tomando de las manos al niño, que queda en medio. La madre será quien tire con más fuerza y consiga sacarlo del círculo. En el momento de dar la orden, la madre biológica es quien consigue arrebatar al niño de las manos de la criada. Tras lo cual el juez dicta su sentencia: la verdadera madre del pequeño es aquella que haya temido hacerle daño al tirar de sus brazos y lo haya soltado para evitarte dolor. 

CONVERSATION

4 comentarios:

  1. Pues a pesar de que te ha gustado no creo que sea para mi, los temas filosóficos o de poesía...no son lo mío. Y los relatos tampoco.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Como actor que soy, el teatro de este hombre siempre me ha impactado. El teatro que solemos hacer en nuestra compañía es muy brechtiano y toma muchas cosas de sus obras.
    Una de sus obras que más me gustan es la de Madre Coraje.

    ResponderEliminar
  3. Bueno eso está bien, los gustos son de cada quien :). Pero bueno de todas formas esta es una poesía bastante ligera, no te creas que a mí apasionan los poemas muy densos, más bien al contrario. Y los relatos son también un tipo de lectura que consumo más bien pocas veces.

    ResponderEliminar
  4. y Jesus me imagino que este tipo de teatro debe ser bastante interesante. Esa es otra de las cosas que me gustaría hacer con mayor frecuencia: disfrutar de una buena obra de teatro, más aún si se trata de dramaturgos que marcaron las pautas de una época. Gracias a ambos por comentar, por cierto! :)

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com