Battle Royale

Un Señor Libro, un Librazo donde los haya. No quiero ser pesada con halagos desproporcionados, pero de verdad creo que Battle Royale va a ser una de las lecturas del año, o por lo menos uno de los libros que más ha conseguido impactarme últimamente. 
Leyendo el argumento, puede que (desgraciadamente), nos suene familiar. Sí, Koushun Takami, el autor, nos narra la historia de 42 estudiantes que son llevados a una isla para luchar y matarse entre ellos, pues solo debe quedar uno. Pero aunque el libro esté protagonizado por adolescentes y parezca más bien una lectura juvenil, desde las primeras páginas me di cuenta de que hay que tener estómago por la dureza de algunas escenas. 
El ritmo es ágil, y enseguida nos pone en situación: 42 chicos que hasta el momento eran compañeros de clase ahora desconfían unos de los otros y deberán afrontar una cruel y sangrienta batalla. Fue terrible ver cómo algunos se aterrorizaban y recurrían a métodos desesperados para sobrevivir, hubo momentos que realmente me impresionaron.


La trama está muy bien estructurada, en ningún momento de la misma se pierde el hilo, y tanto los diálogos como los personajes están perfectamente construidos, por una sencilla razón: son realismo puro. Uno de los aspectos que más me gustó de la novela fue ese, que se describe con exactitud situaciones, emociones y acciones de unos críos, que al fin y al cabo es lo que son, obligados por el Gobierno de su país a luchar entre sí. Además, Battle Royale lanza una fuerte crítica política y social contra el fascismo y la opresión, que es el sistema imperante en la acción de la novela. Es otra de las partes que destaco: el Programa, que es como llaman a este repulsivo juego, es organizado por el propio Gobierno para fomentar la competitividad y muy especialmente la disciplina y la obediencia, con el objetivo de mantener este régimen totalitario. Y en fin, es indignante ver cómo el pueblo no tiene ni voz ni voto, es manipulado al antojo de unos cuantos y ver que protestar puede costarles la vida. 

Volviendo al tema de los personajes, también en ellos encontramos bastante variedad. Están los buenos, que tienen la esperanza de unirse y buscar un modo de salir de allí sin recurrir a la violencia, los que sencillamente están tan asustados que no pueden confiar ni en sus propios amigos, o los que están dispuestos a jugar y ser los vencedores, y tanto unos como otros actúan según su pasado y vivencias, que también son contados, aunque de forma sucinta, pero intensa. Es decir: el pasado de muchos de los personajes se rememora, pero aunque se haga de forma breve, te ayuda a comprender sus razones y cómo actúan según lo que hayan sufrido, otro aspecto muy favorable, pues sin necesidad de extenderse mucho en largas analepsis empatizamos con la historia del personaje. 
En resumen: muy buen libro. 

BATTLE VS LOS JUEGOS


Y como no podía ser de otra forma, tengo que hacer una comparación. De antemano, las cosas como son: Los juegos del hambre es un plagio, de eso no hay duda. La diferencia radica en que ésta es una novela juvenil, edulcorada, y por supuesto no tan violenta. No obstante, no es mala, en su momento me gustó y hoy en día no pienso lo contrario, pero si hablamos de mérito, Suzanne Collins no tiene mucho. Al fin y al cabo la idea original no es suya (no olvidemos que Battle Royale se publicó en 1999), además de que la obra de Takami está mucho más lograda en todos los sentidos, empezando por la idea de que en ella son compañeros de clase los que tienen que pelear entre sí, por lo que los vínculos son bastante más fuertes que si se trata de personas que no conoces (los distritos). 
Así que no creo que haga falta que diga cuál prefiero y cuál recomiendo. Lo digo solo una vez más y ya os dejo en paz, lo prometo: Battle Royale es un libro increíble. 

CONVERSATION

5 comentarios:

  1. Quizás solo añadiría un par de párrafos extra con la frase "LJDH PUTO PLAGIO DESCARADO DE ESTE LIBRAZO" repetida 43 veces en cada uno, pero en líneas generales bien. A ver cuando saco tiempo y lo cojo D:

    ResponderEliminar
  2. Está en mi lista de lecturas para este verano, y con tu reseña me han dado más ganas aún de leerlo.

    Has confirmado todas mis sospechas relativas a Los Juegos del hambre, pero me sigo muriendo de curiosidad por saber dónde están las diferencias (además de en la violencia).

    Un besin!

    ResponderEliminar
  3. Me lo compré el mes pasado y espero leerlo durante este verano. Y vamos, seguro que me gusta mil veces más que LJDH...que su primera parte me gustó, la segunda me entretuvo y la tercera me decepcionó...
    Me voy de aquí con ganas jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Es la segunda vez que "oigo" hablar de este libro en poco tiempo. Me asusta la crudeza de su temática, así que no creo que lo lea.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Yo este libro también tengo ganas de leerlo.

    De hecho Los juegos del hambre sí los leí, y leyendo comentarios y críticas hacia la trilogía fue cuando leí que era un plagio (o tenía una idea muy muy basada en Battle Royale). Fue cuando descubrí el libro de Takami (y eso que es anterior a LJDH).

    Lo curioso es que salvo las personas que habían leído Battle Royale, creo que el resto no teníamos ni idea de que LJDH no tenía una idea tan "original" (a mí leer el primer capítulo de LJDH me cautivó y fue lo que me enganchó a leerme la trilogía, la vi muy original y con un concepto novedoso -sin tener ni idea de que existía Battle Royale con anterioridad a la trilogía-).

    Con tu crítica, compruebo que junto con otros comentarios, Battle Royale merece la pena leerlo; así que tendré que hacerlo (lo malo es que siempre que has leído ya otro libro similar antes, tiendes a comparar...).

    Un saludo (:

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com