La muerte llega a Pemberley

Muchas veces es frecuente encontrar historias basadas en otras historias. Es decir, una novela que utiliza los personajes de alguna otra obra, pero adaptándolos a una nueva trama o a nuevas características que les da el autor. Es el caso de La muerte llega a Pemberley, que utiliza nada más y nada menos que los personajes de la célebre obra Orgullo y Prejuicio, para añadirle un cariz policíaco y de misterio
Hay quienes no parecen tener problemas con este tipo de libros, pero sí es cierto que muchos lectores muestran su desagrado porque consideran una forma de aprovecharse de una obra ya consumada para asegurarse el éxito, lo cual, en mi opinión, es bastante cierto. 
No obstante, La muerte llega a Pemberley me gustó, no es una novela inolvidable, pero entretiene y está bien lograda; tanto los personajes como el estilo se acercan bastante a la esencia propia de Jane Austen.  Le da un toque diferente añadiendo el tema del asesinato, pero sin abandonar el alma de una obra escrita en el s. XIX. La autora, P. D. James, es famosa por escribir novelas de este tipo. Nunca antes la había leído, os recuerdo que no es mi temática favorita, pero como dije el libro está bien para pasar el rato.
Entonces, ¿cómo se reformula uno de los clásicos por excelencia?



Los protagonistas, Elizabeth Bennet y Darcy, no pueden llevar una vida más apacible y placentera: disfrutan de buena salud, buena posición social y de unos niños preciosos que crecen en el tranquilo entorno de Pemberley. Cierto día la paz que los acompaña desaparece repentinamente para dejar paso a un horrible acontecimiento: el señor Denny ha sido asesinado en los bosques de Pemberley, y junto a su cadáver encuentran al marido de Lydia Bennet, Wickham, asumiendo la culpa del asesinato de su amigo. La investigación es larga y durante los meses precedentes al juicio la calma parece imposible, en especial para el matrimonio Darcy. 

El argumento está bien construido, es claro, y va directo al grano, aunque manteniendo el interés y el interrogante de quién será en realidad el asesino. Y sí, hay que admitir que parece que de verdad la mismísima Jane Austen haya reescrito con tinta y pluma de su puño y letra su obra maestra para convertirla en una novela policíaca. También es cierto que presentando los personajes de Orgullo y Prejuicio se facilita mucho más que el libro se venda, eso es indiscutible, es prácticamente una cuestión de marketing
¿Cuál es vuestra opinión? Tanto si habéis leído la novela como si no, ¿qué os parece este "procedimiento"? ¿Lo toleráis o estáis totalmente en contra?¿Habéis leído también alguna adaptación de este estilo?

CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Que esté basado en otra historia no lo veo mal aunque conlleve más éxito de ventas...yo me leí hace dos meses orgullo y prejuicio y tengo esta pendiente y me atrae bastante. Mientras el lector diferencia la historia original de la nueva...yo creo que se puede disfrutar de la novela..
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues estoy con Lesincele, mientras se disfrute de la novela, me parece bastante bien esta forma. Es cierto que casi se asegura un público, pero también se arriesga a que su novela no guste y sea vapuleada por la crítica. Es un arma de doble filo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com