El entierro prematuro

Creo que es fácil suponer de qué va exactamente este relato. ¿De muerte? Sí ¿De entierros? Sí ¿De gente a la que entierran viva? Sí.
Es un tema muuy macabro, creo que todo el mundo estará de acuerdo en eso. A mí personalmente me puso los pelos de punta, y creo que más que las anteriores narraciones, porque por más que sea este relato está basado en hechos reales. Es decir, no es que Poe (o yo no tengo esa información, vaya) haya sido enterrado vivo, pero en esta escalofriante historia nos habla de una enfermedad, de una catalepsia que provoca una ensoñación que se puede prolongar durante tanto tiempo que terminen dándote por muerto
Y cuando despiertes, comprobarás con horror que tus ojos aún siguen viendo oscuridad, y que te encuentras atrapado bajo una prisión de tierra. 


Decía que este relato es en cierto modo verídico, pues en la época del escritor eran frecuentes los casos en los que enterraban viva a la gente por culpa de esta enfermedad. A mí de solo imaginarme la situación, me entran un mal cuerpo y una psicosis impresionantes.
Como es común, el relato está en primera persona, aunque digamos que no es el protagonista el que es víctima de un entierro prematuro, sino de su grandísimo miedo a despertar un día tras un ataque de catalepsia y descubrir que está en un ataúd a merced de la desesperación...

Y sí, el relato me gustó. En general, creo que es bastante obvio que todos los relatos no solo me gustaron, sino que me fascinaron. Edgar Allan Poe tiene bien merecido su título de Maestro del terror. A pesar de pertenecer a una época diferente y bastante lejana -sobre todo en lo tocante a supersticiones-, sus cuentos no han perdido esa esencia terrorífica. Son originales, imaginativos, apabullantes y están bien construidos, bien escritos. Es una de las principales razones por las que me gusta Poe, su forma de narrar. Y mira que yo no soy supersticiosa (sí una caguica, aunque eso es distinto), pero la verdad es que sus palabras consiguieron meterme en su terrorífico y perturbado mundo. 

El pobre hombre sufrió y su vida fue complicada, y creo que en sus relatos dejó un legado de esa pobre alma atormentada. Así que, resumiendo, me ha encantado leer a Poe, y recomiendo encarecidamente su lectura. Si sabéis inglés, adelante, no hay nada como la versión original, pero si no es así, no perdéis nada, porque sea en la lengua que sea, merece la pena, y mucho. 

CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Ey, ese libro de Penguin lo tengo yo! jajaja

    También leí esta historia en una adaptación para estudiantes, y me gustó mucho :)

    ResponderEliminar
  2. Este relato lo recuerdo muy bien, porque me dejó el mismo malestar que a ti. Es que te deja con miedo, con angustia, con inquietud...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Con la claustrofobia que padezco, no creo que lo lea... ¡¡Solo de pensarlo me dan escalofríos!!
    Abrazo!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com