Los crímenes de la calle Morgue

Esta vez nos encontramos ante un relato policíaco. En él, se nos presenta a Dupin y a su compañero, quienes realizan una serie de investigaciones en torno al terrible asesinato de Madame l'Espanaye y su hija Camilla. No obstante, los protagonistas de esta historia no son policías profesionales, ni mucho menos, sino hombres (en especial Dupin) con una capacidad deductiva sin igual y un gran sentido de la observación quienes ofrecerán las pistas más claras para revelar quién es el auténtico culpable... y sorprenderse con la respuesta.


Para ser francos, este relato no es de mis preferidos. Fue entretenido, me gustó, y sobre todo el final no te lo esperas, pero no lo destacaría como el mejor, tal vez porque el género policial no me apasiona precisamente, o porque la historia en sí misma no me pareció tan buena.
Aún así, y como es de esperar, lo recomiendo, puesto que sigue siendo un relato muy bien hecho, muy bien escrito, y que no se desprende de la esencia del horror tan característica del autor.
El último relato que resumiré será el de El entierro prematuro, reseña que se publicará en uno o dos días. Como adelanto, solo diré que este título me está resultando bastante escalofriante, y creo que, se haya leído o no, es fácil imaginar la razón.

CONVERSATION

4 comentarios:

  1. Más allá de si es o no de lo mejor de Poe, está claro que cualquiera que quiera leer a Poe tiene que pasar por este libro.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Tampoco está este relato entre mis preferidos, pero como dice Ana, si quieres leer a Poe este relato tiene que caer en tus manos. Y por cierto, que llevo años sin leer nada del autor. VOy a tener que rescatar mi antología de la estantería...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo la verdad es que no lo he leído. Justo caté a Poe por un libro ilustrado pero me gustó. A ver si le pillo a mi madre una antología que tiene por casa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo con que no es el mejor de Poe, pero aún así es un buen relato. El problema de los buenos escritores es que se dejan la vara muy alta.

    saludos,
    Nyte

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com