El mayordomo

Reencuentro fantástico con el cine. ¿Por qué utilizo la palabra reencuentro? Bueno, ya hablé una vez del precio un tanto exagerado de las entradas, que además no va nada acorde con estas épocas de crisis, así que como consecuencia a esa triste situación, este año he ido al cine en contadas ocasiones. Y eso que es una actividad que me encanta... 
Como decía, ha sido un reencuentro estupendo por dos razones: las entradas salieron gratis al abrir una cuenta en el banco (sí, por una vez un banco trajo una buena noticia) y la película en cuestión me dejó muy buen sabor de boca. El mayordomo es una de esas grandes producciones que cuenta con un muy buen reparto, no solo por tratarse de grandes celebridades, sino por lo bien que supieron interpretar y captar la esencia de sus respectivos personajes (sobre todo los de los presidentes de Estados Unidos).


El mayordomo no es solo la historia de Cecil Gaines (Forest Whitaker), un hombre negro que trabajó durante su infancia en una granja de algodón y que posteriormente se convirtió en el mayordomo de la Casa Blanca y de numerosos presidentes de Estados Unidos, sino que además representa una crónica realista de la desigualdad, el racismo, y la lucha por los derechos de "las personas de color". 
Se muestran diversas perspectivas, pues por un lado, Cecil, un humilde padre de familia, trabaja cara a cara con las figuras políticas más importantes del momento en un ambiente claramente opulento y sofisticado; y por otro, vemos cómo su hijo mayor participa en manifestaciones, forma parte de grupos reivindicativos y por ello es llevado a la cárcel en muchas ocasiones, en un ambiente de convulsión e injusticia social

Muchos de los acontecimientos retratados en la película sucedieron realmente; fueron infinitas las manifestaciones y las vejaciones de las que las personas negras fueron víctimas. La ley dictaba que los negros y los blancos debían tener zonas diferenciadas en las cafeterías, en los baños y en muchos otros lugares públicos.  

Como digo, la película refleja muy bien el racismo imperante en Estados Unidos durante aquellas décadas, que estuvieron marcadas por grandes cambios sociales. Es increíble (y muy triste) cómo el ser humano puede llegar a ser tan violento e ignorante, aunque es igualmente impresionante la capacidad del mismo para luchar por un mundo más justo
Una historia dura, pero amena y optimista al mismo tiempo. Merece la pena, tanto por las caras conocidas de los actores, como por la trama y el mensaje, un mensaje que aún hoy debemos tener muy en cuenta para terminar de una vez por todas con los prejuicios y la desigualdad. 

CONVERSATION

5 comentarios:

  1. Tengo ganas de ver esta película y, también, de reencontrarme con el (buen) cine.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Tengo ganas de ver esta peli :) A ver cuando puedo ^^

    ResponderEliminar
  3. A esta peli le tengo muchas ganas!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Jo hace mil que no voy al cine...por el precio básicamente. A mi madre también le gustó mucho...por ahora no creo que pueda verla en cine pero si la sacan en oferta de tres euros seguro que me animo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Estoy deseando verla, espero disfrutarla tanto com tú :-) Un beso!!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com