Yo lo sabía... pero ya no lo sé

Mi hermana llegó a casa esta mañana mostrándome entusiasmada un libro de segunda mano muy curioso que acababa de adquirir (le encantan las gangas literarias, como a mí :D). Por un par de euros se compró Yo lo sabía. Cosas que he olvidado del colegio. Y aunque compartí su felicidad, tras hojear brevemente el libro me entró la culpabilidad. Algo en mi consciencia se removió, algo muy distinto a la memoria, que me hizo sentir identificada con el título, y que como consecuencia me produjo algo así como una mezcla de tristeza y frustración. Vale, sin dramatizar tanto, digo directamente que me sentí culpable porque no me acordaba de una grandísima parte de todo lo que este peculiar librito contiene. No, no se trata de tratados de psicología, ni de mecánica cuántica, ni de principios de economía, sino de algo mucho más simple y fundamental: cultura general. Las cordilleras y ríos de la península, hechos históricos básicos de Grecia y Roma, biología general... Sí, cosas sencillas y BÁSICAS que estudié durante años, y que sin embargo no sé o no recuerdo. 


Lo digo con no poca vergüenza, porque echando cuentas y diciéndoos que voy en segundo de carrera, creo que se llega fácilmente a la conclusión de que aún estoy "en la flor de la vida" y que no hace tanto tiempo estaba sentada en un aula aprendiendo esto que he desaprendido
¿Se debe a caso a una falta de estudio? Bueno, siempre procuré estudiar mucho y bien, es decir razonando y procurando retener al máximo, peeero... de aquel esfuerzo me quedaron muy buenas notas y escasos resultados, al menos a largo plazo. Y no, no era de esas que chapaba sin ton ni son con el único interés de sacar un sobresaliente.

Ya en una ocasión hablé de educación y de mi opinión sobre los métodos de aprendizaje, así que no voy a volver a ello. No obstante, la conciencia (y el orgullo propio, todo hay que decirlo) me dicen que la culpa no es solo del profesor ladrillo de turno, sino también de mi adormilada memoria. No sé, simplemente me parece triste no recordar casi nada de todas las cosas interesantes que aprendí en la ESO y bachiller. Además, creo que no es una cosa que solo me ocurre a mí. El otro día lo comentaba en mi grupo de amigos, y todos más o menos coincidimos en que la mayor parte de las cosas las habíamos olvidado. 
Tal vez sea la capacidad de retención de cada uno, o de las propias vivencias que nos van haciendo más sabios. Como dijo Newton y poniéndome un poco pedante, "Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano"; aunque es cierto que yo contaba al menos con un charquito de agua
En fin, tendré entonces que recurrir a Yo lo sabía, que por cierto aún no he leído y no sé si puede ser una buena herramienta o no. Pero por algo se empieza, ¿no?

CONVERSATION

5 comentarios:

  1. Yo creo que nos pasa a todos, olvidamos muchas cosas, o las dejamos ahí, en el trastero de la memoria. Pero es que también hay muchos conocimientos que no son útiles, no los necesitamos para el día a día, y claro se acaban por perder, por falta de uso ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No se puede saber todo, ni recordar todo. Lo que recordamos más es lo que más usamos, y al final muchas de als cosas que aprendemos en el colegio, pues no las tenemos tan "a mano" como otros conocimientos. No es cuestión de sentirse culpable. :)

    ResponderEliminar
  3. estoy con las dos comentaristas anteriores; de hecho, hay estudios que demuestran que la mente tiende a olvidar lo que no utiliza frecuentemente por cuestiones prácticas dado que solo tiene capacidad para procesar un número determinado de información. A parte luego también está la capacidad de memoria de cada cual; yo, por ejemplo, sí que me acuerdo de un montón de cosas que estudié en el colegio e instituto, supongo que tantas como las que olvido; pero la verdad es que me da completamente igual recordarlas o no porque, de momento, no me valen para nada, así pues... mejor invertir mi intelecto en otras cosas

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, los conocimientos si no se usan, pues se van olvidando. Es lo que pasa. NOs sucede a la mayoría. Que la mitad de las cosas que aprendemos, se nos olvida.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. jejejeje ese librito lo conseguí yo ;3
    Y sí, así es... sólo nos quedamos con una parte diminuta de lo que estudiamos. Ahora bien, mi pregunta es: ¿El problema es de nuestro cerebro o del sistema de aprendizaje? ¿O tal vez fallen ambos?

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com