La muerte de Ivan Ilich

Título premonitorio en toda regla. Sí, esta historia va acerca de una muerte, y acaba con una muerte. Punto, no hay más, ni menos.
Ivan Ilich es, como es obvio, el principal protagonista de esta breve narración del autor ruso León Tolstoi. Ivan es un juez de gran reputación que disfruta de una vida medianamente apacible y acomodada, cuya vida transcurre sin grandes problemas. No obstante, su matrimonio con Praskovya Fyodorovna se va agriando con el paso de los años. Reproches y discusiones constantes que dan lugar al distanciamiento. 
Pero los auténticos problemas de Ivan Ilich comienzan cuando una enfermedad se va haciendo poco a poco con su salud física y mental. No se sabe exactamente de qué se trata, pero el hombre es cada día más consciente de su dolor y de la actitud de indiferencia que aparentemente muestran todos los que le rodean, incluidos su mujer y sus hijos. Así, poco a poco irá cayendo en un estado de amargura, temor y frustración, en una lucha constante entre su ánimo y su enfermedad.


Lógicamente no se trata de una historia alegre, pero todo se cuenta "muy al estilo ruso": con sosiego, incluso con algo de desidia. De hecho, la mayor parte del relato es bastante moderado, a veces hasta un poco repetitivo, pero es en las últimas páginas donde se concentra toda la fuerza de esta pequeña novela, o relato corto. Se me pusieron los pelos de punta al leer esa descripción tan precisa del miedo a la muerte, del conflicto interno de Ivan Ilich para aceptarla, y sobre todo para buscarle una explicación. Todos sabemos que vamos a morir, pero cuando nos vemos a punto de caer en sus garras un miedo sobrecogedor se apodera de nosotros. 
Un relato interesante e intenso. Obviamente no es Ana Karenina, pero Tolstoi sigue demostrando lo bien que sabe describir las emociones humanas. Os lo recomiendo.


CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Leí este libro en un verano que yo llamo "Verano de la tristor". Me dediqué a leer distopías y libros así deprimentes XDDD La verdad es que, hablándolo con un profe de la carrera, le dije que el libro me parecía sereno, casi indiferente. Y me dijo: "Vuelve a leerlo cuando tengas 50 o 60 años, lo verás diferente". Espero poder comprobar si tenía razón o no :P

    ResponderEliminar
  2. Este caerá. Pero tendré que escoger el momento adecuado, que viento el tono del libro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Sin duda me llevo la recomendación, aunque tampoco lo leeré en cualquier momento. Un beso!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com