El indomable Will Hunting


Allá por el año 1997 se estrenó El indomable Will Hunting, protagonizada por tres grandes nombres del cine hollywoodiense: Matt Damon, Robin Williams y Ben Affleck. 
Damon tiene en esta cinta el papel de chico de barrio, pero con una particularidad que lo hace único: es un genio de las matemáticas. Por ello, a la vez que trabaja como conserje de una universidad, se dedica a resolver los problemas matemáticos que deja en el encerado el profesor  Gerald Lambeau
En poco tiempo, Lambeau se da cuenta del grandísimo potencial que tiene el chico, y en seguida desea instruirlo y orientarlo para sacar partido a la increíble inteligencia de Will Hunting. 
Pero como se dijo anteriormente, Will es un chico de barrio, más bien bastante problemático y soberbio. Alcohol y peleas lo llevan en cierta ocasión a la cárcel, y si realmente desea librarse de la condena, tendrá que aceptar el asesoramiento del profesor y del profesor de psicología Sean Maguire, interpretado por Robin Williams. Ahora el reto para ambos será encaminar al rebelde joven hacia un futuro brillante y prometedor, pero puede que las intenciones de Will disten mucho de los deseos de los dos profesores. 


En sí la película está muy bien construida, y si hay algo pulido y bien perfilado en ella, es el personaje de Will Hunting. Es un chico sumamente listo, pero que pretende ocultar muchos de sus miedos bajo esa coraza de rebeldía socarrona. No, a ver si me explico, no es el típico adolescente que en el fondo esconde un alma sensible, Will tiene un carácter fuerte y una personalidad nada amigable, es cabezota y no está dispuesto a dejarse convencer por los consejos y ofertas de Lambeau y Maguire. Es muy suyo, y además está respaldado por ese grandioso cociente intelectual que le da las respuestas para todo. 

Asimismo, es muy interesante la relación que se establece entre él y el profesor de psicología, un hombre bastante ambiguo y con cierto aire de melancolía. Lo que en un principio iba a parecer un encuentro hostil gracias a la poca colaboración de Will, se convierte poco a poco en una amistad, pues Sean Maguire es quien consigue descubrir el lado más oscuro y más humano del chico. 

Todos, y digo todos los personajes me parecieron estupendos, cada uno con una esencia propia. Y la trama en sí misma también me gustó, es una historia con muchos puntos de interés que nos habla de la posibilidad de elegir por uno mismo.
Tan solo le veo dos fallos: me pareció un poco larga de más. No es tediosa en ningún momento, pero creo que tal vez la prolongaron sin necesidad. Y la segunda: las buenas críticas que tiene me parecen un poquito desproporcionadas. Disfruté de la película y me parece recomendable, pero no es tan tan fantástica como me dijeron, al menos esa es mi sensación. 
Sea como sea, tiene una buena trama, buenos actores y buenos diálogos, así que si me preguntáis, ¿pero la vemos o no? Mi respuesta es sí. 


CONVERSATION

4 comentarios:

  1. Hace ya tiempo que la vi pero guardo buen recuerdo en general. Para meterme en detalles...debería volver a verla.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantó, y ya se veía venir a Affleck como guionista...Un besote!

    ResponderEliminar
  3. La ví hace años y recuerdo que me gustó mucho. Me has dejado con ganas de verla de nuevo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Es una excelente película! ahí me enamoré de Matt Damon jojo, su actuacion genial.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com