La leyenda de una casa solariega

¿Es cosa mía, o la literatura sueca tiene una cierta magia, un estilo propio que recuerda a las fábulas y que la hace muy característica? No son muchos los autores suecos que he leído, pero las pocas veces que lo he hecho siempre he tenido esa sensación.
Esta vez ha sido el turno de Selma Lagerlöf , ganadora de un premio Nobel de literatura en el año 1909, con su novela La leyenda de una casa solariega, en la que se hace muestra de este particular "encanto sueco" del que hablo. 

Se narra una historia muy sencilla, pero no por ello menos profunda y conmovedora. Gunnar Hede es un joven violinista que cae en la locura, e Ingrid es una niña huérfana carente de afecto por parte de sus padres adoptivos. Cierto día la niña cae gravemente enferma, hasta que la dan por muerta. El día del entierro, Hede vuelve al pueblo para tocar el violín ante el féretro de Ingrid, cuando descubre por sorpresa que en realidad la joven sigue viva. 

Selma Lagerlöf
Se podría decir que La leyenda de una casa solariega es una historia de amor, pero no de un amor corriente. No es nada fácil sentir amor por una persona demente, por un ser cambiante y asustadizo como Hede, y más cuando antaño fue un joven inteligente y un apasionado de la música. 
No obstante, lo más entrañable es la perseverancia de Ingrid por intentar curarlo, pero ante todo su aceptación, la aceptación de esa locura y de la forma de ser de Gunnar Hede. Además, no solo desea la recuperación del joven por ella, sino también por la madre del chico, quien le pidió encarecidamente que salvase a su hijo de las brumas. 
Una novela preciosa, como digo muy sencilla y breve, pero que tiene la esencia de una fábula. Si hay algo que también destaco, es el estilo de la autora. Mmmm ¿cómo adjetivarlo? Cálido y profundo, lleno de introspección psicológica, y muy humano. Pero dicho así es como nada, pues hay que palparlo, sentirlo por uno mismo. 
Así que como conclusión lógica, solo puedo añadir que este libro pasa a ser uno de mis favoritos de este 2013, y otra de mis más fervientes recomendaciones.

CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Creo que no he leído nada de literatura sueca. Aparte de "El abuelo que saltó por la ventana y se largó", que creo que es sueca. Pero no noté caracter de fábula. Lo que sí noté, al ser un libro de humor, es que tiene un humor peculiar.

    A ver si cuando rebaje la lista de pendientes echo el ojo a algo. :)

    ResponderEliminar
  2. No conocía este libro. Y has conseguido convencerme. Tendré que hacerle hueco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, este libro me gustaría leerlo. Parece interesante. Un saludo.

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com