Película vs Libro: Los juegos del hambre


Si hace unos días hablaba de la mala literatura adolescente, hoy voy a centrarme en una historia que para mí sí entra dentro de la buena literatura (que no necesariamente tiene que ver con las obras clásicas, ni mucho menos). Los juegos del hambre fue publicada en el año 2008, pero para que su éxito fuese rotundo tuvo que esperar hasta el presente 2012 gracias al lanzamiento de la película homónima, todo un boom taquillero. 
La versión que primero vi fue la cinematográfica, y digo sin pensármelo dos veces que valió la pena. Dentro del mundo fantástico en el que transcurre la trama se esconde un claro mensaje, una muy acertada metáfora sobre nuestro mundo real. Además, esta película no solo va dirigida a un público joven, sino que pueden verla también adultos, puesto que, como decía, su mensaje es aplicable tanto a mayores como menores. 

Los juegos del hambre tiene como protagonistas a dos jóvenes del distrito 12: Katnees Everdeen y Peeta Mellark, quienes deben luchar contra los contrincantes del resto de distritos en una cruenta batalla donde solo uno puede ser el vencedor. Violencia, intereses, amistad y cómo no, romances convirtieron esta película en una digna competidora de Crepúsculo. Pero como ya comenté anteriormente, el valor de la primera es muy superior al de la segunda.
Una de las cosas más interesantes de la cinta es su fidelidad al libro. Meses más tarde tuve la oportunidad de leer la versión en papel, y los detalles que la diferencian de la película son mínimos. Por tanto, tanto el libro como el filme tienen mi visto bueno.
Sin embargo, me llevé una sorpresa cuando me comentaron que en realidad la autora, Suzanne Collins, se había inspirado de forma un tanto "descarada" en una célebre obra japonesa llamada Battle Royale. La verdad me resultó bastante decepcionante, pero bueno, no conozco el libro así que no puedo dar ningún veredicto. De todas formas, es bien sabido que en esta vida no gana el que tiene una idea, sino el que sabe aprovecharla.  No sería la primera vez que un escritor se lleva todo el mérito a costa de otro, simplemente por haber tenido más suerte o saber sacar partido a historias ajenas. Hoy por hoy Collins puede considerarse afortunada porque tanto su libro como la película resultan de gran interés para un amplio público a nivel mundial. 
Sería de gran utilidad leer Battle Royale, o al menos saber la opinión de gente que la haya leído para poder juzgar con fundamento. 
Aquí dejo los trailers de ambas películas (la historia japonesa también cuenta con su versión cinematográfica):



CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Lo que parecía una idea de lo más cutre, a pesar del éxito de la serie de novelas, se ha convertido en 'Los Juegos del Hambre' en una película entretenida y a ratos apasionante (Jeniffer Lawrence está espléndida). Todo una sorpresa. No esperes una obra maestra, ¿quién las espera hoy?, pero si dejas atrás los prejuicios, podrás disfrutar de un buen rato de cine. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que sí, me pareció una película entretenida, bastante buena me atrevería a decir, que a pesar de estar dirigida a adolescentes tiene un mensaje bastante interesante, válido también para adultos. Gracias por comentar otra vez! :D

    ResponderEliminar

Opinar es gratis, ¡adelante!

BTemplates.com